Economía

El ibérico camina con paso firme y suma una nueva subida en Salamanca

La mesa de porcino optó por cotizar al alza el cebo y el cebo de campo

La mesa de porcino ibérico de la Lonja de Salamanca volvió a cotizar al alza el precio del cebo y el cebo de campo.

Todo ello pese a la diferencia de postura y criterio de entre industriales y ganaderos, algo que ya no es novedad, con dos visiones de una misma realidad completamente opuesta. De hecho, a la hora de cotizar, los productores pidieron hasta 0,04 euros de subida por la repetición de los compradores.

En el debate, los ganaderos aseguraron que está claro que “hay dos realidades diferentes y hay una parte de la industria que casi no sacrifica nada, pero no estoy de acuerdo en los datos. Cerdos hay menos, eso está claro, pero hay otras industrias que demandan muchos cerdos que no hay, con un bien nivel y los cerdos que aparecen son insuficientes. No sé si solo se pone precio para una parte de la industria y el precio debe estar de manera diferente y existen dos tipos de operadores en el mercado. Cada día que pasa hay más gente vacunada, pero seguimos enterrando gente, aunque el tiempo que viene será mejor”, dijo Emilio Casaseca.

“El mercado se va recuperando poco a poco y que esto sea una realidad y mi opinión se diferencia mucho de la opinión de la industria y eso que los ganaderos no tenemos prisa por subir”, explicó.

José Javier Rodríguez se mostró de acuerdo con Casaseca y explicó que “faltan cerdos para que la industria pueda comprar y ahora con la hostelería abierta, hay más movimiento y deberíamos subir más rápido de lo que lo hacemos. Viendo la lonja de después, la de despiece, parece otra cosa diferente”.

Miguel Ángel Flores dijo que mientras haya más “demanda que oferta, el precio no puede dejar de subir y es lo que está pasando ahora”.

Tomás García fue en la misma línea que el resto y aseveró que el “cebo sigue al alza, mientras que el lechón está de capa caída”.

Por su parte, los industriales explicaron que cada semana “decimos lo mismo, pero el mercado está agotado porque cuanto más alto es un precio, más cuesta operar y la venta sigue parada, sin alegría. Deberíamos estabilizar el mercado porque la situación es preocupante y en sacrificios, las cifras de cebo estamos igual que el año pasado, con una caída del cebo de campo”, dijo Fernando Santos.

Luis Ramos también apeló al equilibrio “entre oferta y demanda y hay cochinos que cogen más peso y se hacen a un precio más bajo de la Lonja, con los contratos a lo que marca Salamanca”.

Goyo Sánchez no añadió mucho más y se sumó a la “estabilidad de los precios y pido una repetición”.

Isidoro Blázquez hizo hincapié en que hay “oferta de cebo y cebo de campo y abogo por la estabilidad; en cuanto a los lechones, pueden bajar un poco más. Veremos si el turismo exterior llega al 30% este año…”.

Manuel Sánchez explicó en su turno que las cosas no se hacen bien “cuando hay un diferencial tan grande y si se matan cochinos está claro que es porque los hay”.

A la hora de cotizar, los industriales pidieron una repetición para cebo y cebo de campo, con una bajada para los lechones, mientras que los ganaderos demandaron una nueva subida para cebo y cebo de campo (entre 0,02 y 0,04 euros) y cotización bajista para el lechón. Finalmente, cebo y cebo de campo subieron 0,02 euros, con una bajada de 0,05 euros gran partida y -0,10 euros recogida.

Pedir +0,04 euros… ¡por favor! ¡Venga ya, hombre! Eso no es moderación”, dijo Isidoro Blázquez.

El porcino blanco, estable

En cuanto al blanco, como en semanas anteriores, “la demanda empieza a tirar y el calor comienza a llegar, donde bajan los pesos como ocurre en esta época del año. Hay que subir 0,01 euros para lograr el equilibrio y el mercado lanza ya otros síntomas; para las cerdas, Alemania es un lastre para la UE y acapara todo y por eso padecen, mientras el lechón sigue igual que en semanas pasadas, a la baja. El tostón está a la espera de la recuperación de los restaurantes y que no tengan que esperar 95 días para subir, como dice el presidente Pedro Sánchez”.

Así, los cerdos selecto graso y normal subieron un euro, bajando tres euros los lechones y repitiendo el tostón.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba