fbpx
Castilla y LeónPortada

Las consultas médicas que serán presenciales y las que no

Si el paciente lo pide todas serán en persona, aunque sean para asuntos banales

Sanidad Castilla y León (Sacyl) se ha propuesto como objetivo modernizar las citas a demanda para un mejor funcionamiento del sistema.

En el caso de los motivos de consulta sanitarios, que son los más habituales lógicamente, el protocolo establece que se ofertará cita por parte del administrativo con el profesional médico o de enfermería y de forma presencial o no presencial de acuerdo al tipo de cita, aunque siempre prevalecerá la petición del paciente si esta no concuerda con la oferta realizada.

En cada apartado se incluyen los motivos que preferentemente serán para la consulta médica o de enfermería y algunos que indistintamente podrán ser atendidos por los dos tipos de profesional, y cuya cita se gestionará dependiendo de los huecos libres en cada agenda o de la preferencia del paciente o las indicaciones que le haya dado el profesional sanitario previamente.

Consulta médica presencial:

Primera visita de un paciente nuevo (también consulta con enfermera).

Problema de salud nuevo.

Agravamiento o descompensación de un problema de salud anterior.

Falta de respuesta a un tratamiento (salvo que se haya indicado al paciente que solicite consulta no presencial).

Paciente que precise una baja laboral y no haya sido valorado por otro profesional (en el hospital, en urgencias, etc.) a cuyo informe tenga acceso el médico, en cuyo caso podría citarse no presencial.

Pacientes con dificultades para la comprensión por vía telefónica.

Si el paciente lo solicita a pesar de haberle aconsejado la consulta no presencial.

Ante la duda por parte del profesional administrativo.

Consulta médica no presencial:

Resultados de analítica, radiografía o interconsultas con Hospital.

Renovación de recetas o problemas con la receta electrónica.

Primera emisión de solicitud de transporte sanitario.

Partes de confirmación y de alta de IT salvo que el sanitario haya indicado que sea presencial o esté consensuado que lo emita la enfermera.

Seguimiento tras alta hospitalaria: esta cita podría darse para médico o enfermera.

También podrá darse cita no presencial (para el médico o la enfermera) si está así pactado previamente en los siguientes casos:

Síntomas agudos banales sobre todo si ya han ocurrido en otras ocasiones (dolor de garganta, diarrea, catarro, etc.).

Seguimiento de patologías agudas.

Seguimiento de pacientes crónicos.

Consulta de enfermería presencial:

Procedimientos de enfermería (curas, inyectables, extracción tapones cerumen…).

Revisión de pacientes crónicos que precisen exploración (control de tensión arterial, glucemia, etc.).

Consulta de enfermería no presencial:

Dudas sobre tratamiento, alimentación, vacunas, educación sanitaria.

Petición de pruebas de cribado de cáncer de colon.

Solicitud de material de curas, tiras de glucemia.

Seguimiento tras alta hospitalaria.

Por último, se ha protocolizado que en todos los centros de salud urbanos, las personas que acudan solicitando atención urgente serán valoradas en la consulta denominada de ‘Gestión de la Demanda no Demorable’, de manera que cada centro definirá cómo se realiza esta atención, ya que no siempre serán urgencias médicas.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba