fbpx
Economía

Carta del presidente de CES al de Confaes: ¿Me entiendes?

 

Querido Juan Manuel Gómez Sánchez, presidente de Confaes

Participaste en una tertulia sobre el empresariado salmantino el pasado viernes, haciendo evidente su falta de conocimiento sobre la situación que atraviesan los empresarios de Salamanca por los que CES lucha cada día.

Como homenaje a Belén Esteban, el Presidente de Confaes, pregunta decenas de veces al oyente un “¿me entiendes?” que utiliza como coletilla en frases inacabadas, oraciones sin sentido, que acaban mejor, sin duda, con esta popular expresión viral de nuestra querida Belén, que con cualquier otra aportación de cosecha propia del que se autoproclama, sin serlo, representante de los empresarios de Salamanca.

No, Juanma, no te entiendo. No entiendo que el presidente de una organización empresarial, venida a menos y prácticamente sin representatividad,  aproveche una tertulia para desprestigiar a una patronal que, con los datos en la mano, representa a la mayoría de los empresarios de nuestra ciudad y provincia. Empresarios a los que tú, Juanma, deberías respetar.

No, Juanma, no entiendo que asegures que como Presidente de Confaes, CEOE-CEPYME, esa patronal acabada, edulcorada ahora bajo otra marca blanca,  intentes echar por tierra con mentiras el duro trabajo de una organización empresarial que lucha por la recuperación del empresariado de Salamanca. Una Confederación desde la que os hemos tendido la mano para remar juntos en la misma dirección y a lo que vosotros os habéis negado, porque, claro está, no os interesa.

No, Juanma, no entiendo que no sientas ninguna vergüenza al verbalizar que D. Javier Iglesias se niega a convocar la Mesa para el Diálogo Social de la provincia cuando, lo primero, ya lo hizo o, mejor dicho, lo intentó; y lo segundo, el que garantiza en esta tertulia que “cuatro ojos ven mejor que dos” eres tú, Juanma, ¿por qué no te quisiste sentar en esta Mesa con nosotros? Seguro que hubiera beneficiado a nuestros empresarios. Otra mentira, Juanma. Y van cuatro en diez minutos.

Y allí ‘plantados’ que nos dejó a los que sí quisimos en su momento y, por supuesto, queremos ahora trabajar por el bienestar y riqueza de la provincia y aprovechar esos fondos que vienen, de los que habla y de los que se jacta que se están perdiendo por “el camino”. Como diría el refrán: “se cree el ladrón…”

Balones fuera como siempre. Juanma, un representante empresarial tiene que tener una gran responsabilidad con todos los empresarios de su tierra y un compromiso y respeto permanentes hacia sus asociados, hacia los que no lo son, y hacia el tejido empresarial en su conjunto. ¿Cómo crees si no que CES se ha convertido con tan sólo seis años de vida en referente de las confederaciones empresariales de Salamanca?

No, Juanma, la ley no dice que en el diálogo social tengáis que estar vosotros. No entiendo que te pongas las manos en los oídos cuando se dicen verdades que no te gustan. La verdad es que debes empezar a tomar conciencia de la actualidad de Salamanca, esa actualidad que os está nublando y os hace perder en ocasiones el norte y, sobre todo, os impide hacer lo que debéis hacer: luchar por nuestros empresarios. Nosotros hemos venido a eso, Juanma, ¿me entiendes?

Juanma, si tuvieras tan claro a quién tienes que defender, te dedicarías a trabajar, que es lo que llevamos haciendo en CES desde que nos organizamos como Confederación. Confederación que, te recuerdo, tuvimos que crear porque los empresarios no se sentían representados con lo que había y lo que había es ese señor al que nombras en la tertulia. Ese señor que te podría explicar por qué esa asociación de comercio a la que te refieres tuvo que salirse de Confaes. Ese señor te podría explicar que es absolutamente mentira que tenía una deuda de 300.000 euros con Confaes, deuda que tú mismo has reconocido delante de testigos que no existía. De hecho, ese señor, mejor podría hablar de las deudas que generaron él y su equipo, pero eso lo dejo para otro día. Entiendo, Juanma, que estas afirmaciones las puedes demostrar, ¿verdad? Tampoco esta asociación tuvo que pagar 60.000 o 70.000 euros. Estas afirmaciones no las puedes demostrar, porque las mentiras no se pueden demostrar.

A mí me gustaría saber, Juanma, cómo les explicamos a los empresarios, “que vienen buenos momentos”. Juanma, a lo mejor te extraña, pero para los empresarios no pueden venir buenos momentos cuando han tenido que cerrar sus negocios, sólo tienes que pasear un poco por nuestra ciudad y provincia y ver la cantidad de establecimientos que han echado el cierre. No viene un buen año para los empresarios endeudados porque han tenido que pedir créditos para hacer frente a los gastos que han generado a causa de la pandemia. Pero, yo celebro que venga un buen año para ti, Juanma. El mío en cambio va a ser de constante lucha por la Confederación con la que estoy comprometido.

Qué malo es vivir en el pasado, qué mal te viene heredar la actitud de los que, como tú, viven en un mundo paralelo a la realidad. Y la realidad, Juanma, es que el empresario salmantino lo está pasando muy mal y lo que esperan de sus representantes es protección y seguridad y no luchas y guerras por huir del trabajo duro, trabajo que no estás capacitado para desarrollar.

¿Cómo vamos a entender, Juanma, que el Presidente de una Confederación de Empresarios asegure en una tertulia sobre la situación del empresariado salmantino que “los viernes por la tarde están para descansar”? Pero, claro, ¿qué podemos esperar de un señor que presume de llevar un año sin comprarse un traje porque lleva todo ese tiempo sin acudir a una reunión? ¡Qué suerte la tuya, Juanma!

Juanma, no, no entiendo que hables de Conpymes como una organización empresarial  independentista, separatista y perteneciente a Podemos. Entiendo el miedo que debéis tener a esta nueva patronal. El miedo a tener que dejar de hacer y deshacer a vuestro antojo, a lo que, por otra parte, venís haciendo históricamente. A lo único, Juanma, que realmente sabéis hacer.

Conpymes nace para dar voz al 99,8% de las empresas españolas, que son pymes, y que, hasta este momento, carecían de representatividad. A su presentación acudió la Ministra de Empleo, Yolanda Díaz, perteneciente a un partido político como podría haber sido otro. ¡Ah! No recordaba que esta confederación se presentó un viernes. Te pillaría descansando.

Concluyendo, esta tertulia ha sido una declaración absoluta de ignorancia, de desconocimiento y de torpeza, cualidades todas muy tuyas, Juanma, y que has dejado ya en la más visible superficie.

Por desgracia para ti, el futuro de nuestra organización no se va a decidir por las mentiras que salen de la boca de los que no están interesados en que haya una patronal que luche de verdad por nuestros empresarios: nuestro futuro, Juanma, va a depender de nuestro esfuerzo y trabajo, y ahí, Juanma, ni tú ni tu equipo tenéis nada que hacer.

José Vicente Martín Galeano

 

 

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Cómo este señor puede dar lecciones empresariales cuando ha tenido que cerrar su empresa por gestionarla de pena?. Si este señor es un referente de una asociación empresarial, cómo serán el resto. Este discurso vacío y fatuo ya lo conocemos de otras veces; palabrería barata y ataques desesperados de quien sólo tiene el argumento de «…y tú más». Por verguenza, debería callar y marcharse. Preguntar a los que deja en la calle.

Deja una respuesta

Botón volver arriba