fbpx
Castilla y León

Cien días sin mayoría absoluta para PP y C’s en Castilla y León

El debate parlamentario se ha elevado en reproches y acusaciones con el balance del pacto de recuperación

Los socios de Partido Popular y Ciudadanos cumplen 100 días sin mayoría absoluta en las Cortes de Castilla y León, una de las consecuencias que deparó la frustrada moción de censura socialista.

Ical.- Sin embargo, han perdido la presidencia de dos comisiones de investigación, tres votaciones -en varias les han salvado Vox y Por Ávila- y habrá comisión de residencias, aunque han sacado adelante la ley de caza y el decreto que paraliza durante dos años nuevas licencias para locales de juego.

En este periodo, el debate parlamentario en el hemiciclo se ha elevado con reproches, acusaciones e inclusos insultos, como en la última sesión cuando el socialista José Francisco Martín llamó “payaso” al popular Raúl de la Hoz. El balance del pacto para la recuperación económica, que para el PP se cumple y para el PSOE no, la gestión de la pandemia, los indultos a los independentistas o la devolución del IVA han motivado airados intercambios entre populares, socialistas y naranjas.

La primera moción de censura en la historia de Castilla y León no cuajó, pero PP y Cs se quedaron sin los 41 escaños de la mayoría absoluta al abandonar María Montero el grupo naranja para ser procuradora no adscrita, con acusaciones de populares y naranjas a los socialistas de fomentar el transfuguismo.

Así, el Grupo Socialista se hizo, con el voto ponderado y el apoyo de Podemos, con las presidencias de las comisiones de investigación de la ‘trama eólica’, polígono de Portillo y Edificio de Soluciones Empresariales, y la de planes de medios de la Junta. Ana Sánchez ostenta la primera en sustitución de José Ignacio Delgado (Cs) y Rosa Rubio la segunda, que ejercía María Montero.

En este último periodo de sesiones, PP y Cs han pedido tres votaciones. Salió adelante una moción para analizar las ayudas europeas al I+D+I, por el despiste de José Ignacio Delgado (Cs). Igualmente, todos los partidos de la oposición dejaron solos a los socios y se aprobaron sendas PNL para que haya actividades de conciliación en junio-septiembre y para que la Junta presente un plan de desescalada de la sanidad pública.

El portavoz ‘popular’, Raúl de la Hoz, aclaró en el último pleno que no se sentían comprometidos ni obligados con las iniciativas aprobadas con el voto de una tránsfuga, en referencia a María Montero, que como procuradora no adscrita ha perdido la mayoría de las funciones, excepto el derecho al voto. 

Sin embargo, Por Ávila y María Montero salvaron, con su abstención, a PP y Cs de perder la primera votación en la propuesta socialista sobre el denominado “decretazo” sanitario. No obstante, para el PSOE ya fue un éxito porque unos días antes el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, lo había retirado, lo que para la oposición se debió a su iniciativa.

Otro efecto de la pérdida de la mayoría ha sido la creación de investigación de la gestión en los centros residenciales durante la pandemia, que en el mes de diciembre se había rechazado por los socios de gobierno. Ahora, PP y Cs han solicitado una comisión para extender el análisis también a la gestión COVID del Gobierno. La integración de ambas está aun por decidir y el plazo para crear la segunda abierto hasta el 15 de septiembre.

Indultos e IVA

‘Populares’ y ‘naranjas’ si obtuvieron un apoyo importante para una de sus medidas estrella, la supresión en la práctica del impuesto de sucesiones y donaciones. Vox, UPL y Por Ávila se les unieron. También, para la ley de caza, con 79 votos a favor y la abstención de los dos de Podemos. Igualmente, para el decreto ley que suspende durante dos años nuevas licencias para locales de juego y apuestas, en este caso por unanimidad.

Pese al encendido debate sobre la devolución pendiente del IVA, en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Supremo, la propuesta del PP se aprobó por unanimidad. El PSOE consiguió que PP y Cs votarán a favor de que la Junta aporte el 35 por ciento de ayudas directas (162 millones) a los 232 recibidos por el Gobierno para los sectores más afectados por la pandemia.

Uno de los debates más encendidos fue el de los indultos a los condenados por el ‘proces’ catalán. El PP contó con el respaldo de Cs, Vox y Por Ávila; PSOE, Podemos y María Montero -criticada por ello por Francisco Igea- en contra y UPL renunció a votar. En ese marco, José Francisco Martín llamó “payaso” a Raúl de la Hoz y el vicepresidente de la Junta ha pedido “sanciones severas” de la Mesa de las Cortes.

La abstención de Vox evitó que el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, tuviera que rectificar y fuera recusado por su critica al informe del Procurador del Común, otro asunto que enfrentó al Ejecutivo con PSOE y Podemos. En unos casos la formación de Santiago Abascal y en otros Por Ávila se han convertido en el 41 procurador de la mayoría absoluta.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba