fbpx
Cosas de la vida

¿Qué es la gerascofobia? Analizamos la fobia a envejecer

Si bien a nadie nos gusta envejecer y vernos mayores, lo cierto es que algunas personas llevan esta preocupación al extremo desarrollando una obsesión. En este artículo hablamos de la gerascofobia y te contamos en qué consiste y cuáles son las características principales de la fobia a envejecer. Sigue leyendo para conocer qué es la gerascofobia y cómo puede afectarte.

Qué es la gerascofobia: características principales

Todos vamos a envejecer, y aunque no nos guste vernos mayores ni sentir las primeras arrugas, sabemos que es un proceso natural y que es señal de que estamos vivos. Algunas personas se sienten preocupadas por notar el paso del tiempo en su piel, y utilizan productos estéticos para cuidarse y verse más jóvenes como los que podemos encontrar en https://guapamente.net/ y que nos ayudarán a envejecer con dignidad y frenar el envejecimiento prematuro en la piel. Hasta aquí, todo normal, porque a todos nos encanta vernos bien. Ahora bien, el problema viene cuando el envejecimiento deja de ser una pequeña preocupación y se transforma en una fobia o miedo extremo que puede requerir de algún tipo de tratamiento médico para solucionarlo.

Como podemos ver en el portal de miedos y fobias https://miedos.net/, la gerascofobia es un trastorno más común de lo que pensamos que se caracteriza por un miedo extremo a envejecer. La gerascofobia es el miedo a hacerse viejo y a sufrir todo aquello que viene junto con el envejecimiento. Es un trastorno físico y mental que suele manifestarse en forma de ataques de ansiedad, problemas para respirar, incapacidad de articular palabras, mareos, temblores, tensión arterial anormalmente baja, aislamiento social y problemas de opresión en el pecho, además de otros síntomas.

De esta manera, se trata de un caso extremo de ansiedad que se asocia con el paso del tiempo, porque las personas que padecen este problema no quieren ver cómo cambia su apariencia al envejecer, ni como presentan los primeros problemas de salud de la edad madura.

Las personas que padecen esta fobia saben que tienen un temor irracional, pero eso no impide que se dispare su ansiedad o que lleguen a horrorizarse con los cambios que pueden ir experimentando por el paso de los años, sintiendo un gran temor debido a la perspectiva un futuro que consideran especialmente negativo.

Las personas que padecen gerascofobia suelen obsesionarse con las operaciones estéticas para continuar luciendo jóvenes durante muchos más años, intentando frenar de forma anti natural el paso del tiempo. También suelen gastar mucho dinero en tratamientos anti-aging, y al mismo tiempo se suelen vestir y escoger ropa demasiado juvenil, que poco tiene que ver con su edad o con sus características físicas o sociales concretas.

Del mismo modo, también es común ver como las personas que padecen este problema utilizan extensiones para el cabello, cremas bronceadoras y tintes para el pelo especialmente llamativos. Son personas que siempre intentarán ocultar su edad y evitarán cualquier tipo de situación que ponga en evidencia el paso del tiempo. Además suelen presentar ansiedad generalizada, y es muy complicado que puedan sentirse bien en situaciones en las que sean las personas más mayores o quede patente que están envejeciendo.

También es bastante común que las personas que padecen gerascofobia desarrollen un miedo extremo a la soledad y a la muerte, repitiéndose que no han cumplido sus expectativas de vida, y asociando siempre la vejez como algo especialmente negativo.

Los expertos reseñan que no debe confundirse la gerascofobia con el Síndrome de Peter Pan, porque son dos cosas distintas. Éste último es un síndrome que afecta normalmente al desarrollo de la personalidad, ya que las personas que lo padecen desarrollan actitudes inmaduras para no tener que convertirse en adultos y adquirir responsabilidades, o la gerontofobia, que directamente es un rechazo hacia los ancianos y las personas mayores.

De esta manera, para hacer frente a la gerascofobia, los expertos recomiendan asistir a un profesional que nos aporte apoyo emocional y psicológico para conseguir superar esta afección y disfrutar de la edad madura. Ahora bien, si la afección no es tan grave, existen algunos consejos que podemos tomar por nosotros mismos para olvidarnos del miedo a envejecer.

En primer lugar, es fundamental tener en cuenta que la vejez no tiene por qué ser nada malo, y que, incluso si estamos solteros, no tenemos por qué tener miedo a la soledad. En la actualidad, como podemos ver en MejoresCitas.com, existen páginas pensadas para que personas de edades maduras puedan conocer gente nueva, empezar relaciones e incluso encontrar pareja, disfrutando de una vida social activa y totalmente plena.

Por otro lado, los expertos también recomiendan apostar siempre por una vida saludable, por cuidar al máximo nuestra alimentación y practicar ejercicio físico, por decir adiós al alcohol y al tabaco y por visitar el médico de manera regular para poder disfrutar al máximo de esta etapa de la vida que puede ser maravillosa.

Del mismo modo, si tenemos miedo a sufrir enfermedades que vienen aparejadas con las edades maduras, lo mejor será ejercitar nuestro cerebro tanto como podamos para evitar que se atrofie.

Asimismo, es importante mantenernos activos y rodeados de un buen círculo social para sentirnos siempre con muchas ganas de disfrutar al máximo de la vida.

Del mismo modo, recomendamos mantener en todo momento una actitud muy positiva frente al paso del tiempo, aprendiendo a apreciar todo lo bueno que nos regala la vida y todo lo que todavía nos queda por vivir en la edad madura, sin miedos ni fobias.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba