fbpx
EconomíaPortada

La hostelería salmantina afronta el otoño con optimismo

Tras unos buenos meses de verano

A pesar de cuestiones positivas como la reducción de los contagios y la flexibilización de las restricciones, el sector destaca las complicaciones económicas a las que se ha tenido que enfrentarse durante la pandemia.

 

Mientras el proceso de vacunación ha ido avanzando, las cifras de incidencia y contagios de coronavirus han ido disminuyendo, lo que abre un nuevo escenario más próximo a la tan ansiada normalidad. Álvaro Juanes, presidente de la Asociación Hostelería de Salamanca, lo califica como un “momento de reenganche”, después de “un mes de julio en el que se empezó a retomar la actividad, un mes de agosto bastante bueno y el de septiembre relativamente bueno también”.

Con la entrada en la situación de «riesgo controlado» vigente en la Castilla y León desde mediados de septiembre, las limitaciones que afectaban al sector hostelero y, sobre todo, al ocio nocturno que vuelve a abrir sin restricciones.

No obstante, el sector tiene que hacer frente a una serie de cuestiones añadidas a las que vienen de atrás, como el endeudamiento adquirido durante los meses de pandemia así como las pérdidas acumuladas. Como explica Juanes “también quedan por delante los meses de temporada baja además de la subida de suministros y del salario mínimo interprofesional», aunque insiste, desde el sector son «conscientes de que son cosas que entran dentro de algo que es lógico y previsible”.

El efecto más negativo causado por la pandemia en el sector ha sido el cierre de establecimientos. A esta cuestión, como defiende el presidente de la Asociación Hostelería de Salamanca, hay que añadir muchas empresas que a día de hoy están en tierra de nadie, y que cuando amorticen sus créditos ICO y tengan que hacer frente a los impuestos y otros compromisos pueden quedar fuera del escenario de juego. A pesar de todo afirma que deben «poner la vista en el presente, trabajar duro y seguir creando economía y riqueza en Salamanca».

El papel de la Administración

Desde el inicio de la pandemia de Covid-19 las diferentes entidades públicas han puesto en marcha planes de ayudas para los sectores más golpeados. Uno de los que más se ha visto afectado ha sido el hostelero, que a pesar de haber recibido compensaciones, debido al volumen de endeudamiento y pérdidas acumuladas admite Álvaro Juanes que es imposible que esas ayudas hayan podido copar dichas pérdidas y endeudamientos.

Asimismo, recalca que desde la hostelería salmantina han sentido «mucha cercanía y empatía por parte del Ayuntamiento», considerando que las ayudas recibidas por parte del consistorio «han estado a la altura y han cumplido en gran medida con las expectativas del sector». Recordemos que no pagan el canon de las terrazas ni lo pagarán en 2022.

Por otra parte, desde las Administraciones Públicas también se está trabajando en la promoción de congresos, con el fin de potenciar el turismo congresual y de negocios en la ciudad, una acción muy valorada por los hosteleros debido a su importancia para combatir los meses de estacionalidad en el sector.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba