fbpx
LocalPortada

Manifiesto contra la demolición del Hospital Clínico

Los firmantes dicen que con el nuevo complejo salimos perdiendo camas, quirófanos y profesionales

Una serie de organizaciones sociales y/o políticas de la ciudad han firmado un manifiesto contra la demolición del Hospital Clínico de Salamanca, prevista para los próximos meses. Entre otras cosas, también consideran que con el nuevo complejo salimos perdiendo camas, quirófanos y, a medio plazo, sanitarios.

 

Afirman que “el Partido Popular, auspiciado por la nula oposición del PSOE, ha timado y engañado a la población salmantina con la construcción de un nuevo hospital que prestará, prácticamente, los mismos servicios que el antiguo complejo. Eso sí, en un nuevo flamante edificio que trata de impresionar pero que funcionalmente es menor que el complejo anterior: menos camas y menos quirófanos. Esto a medio plazo se traducirá en menos profesionales. Por lo tanto, el problema sanitario más importante, el de las listas de espera, se mantendrá”, señalan.

Sobre el número de camas explican que en el año 2010 el complejo (Clínico, Virgen de la Vega, Montalvos y Béjar) tenía 1.013. Si bien, después de una década de recortes ha caído a 911.

El nuevo complejo tendrá 864. Es decir, 149 menos. Si bien otras fuentes como UGT han estimado que son 250 menos (se refiere a una fecha anterior a 2010).

Al iniciarse la pandemia España tenía una de las peores ratios de la UE (camas por 1.000 habitantes), solo Irlanda estaba por detrás. Alemania tenía una proporción de 8 camas por 1.000 habitantes, Austria 7,3; Francia 6 y España nada más que 3.

Cuando esté en funcionamiento el nuevo complejo a pleno rendimiento, con 864 camas, la ratio para Salamanca será de 2,6 camas.

Esta ratio de 2,6 es menor aún si tenemos en cuenta que para algunas especialidades el complejo de Salamanca es hospital de referencia y a él se trasladan pacientes de Ávila, Zamora y León.

Sobre el número de quirófanos indican que el viejo complejo tiene 29, y el nuevo complejo, 26. Se pierden 3.

“Además, se ha ocupado irresponsablemente un espacio inundable de casi 30.000 m2 que correspondía al río Tormes y cuyas consecuencias a largo plazo son imprevisibles”, comentan.

Demolición del Clínico

También abordan lo que consideran “la mentira de la necesidad de demoler el viejo hospital”, porque “en su día se engañó a la población diciendo que no era posible ampliar el viejo complejo, porque no había espacio para dicha ampliación, que era necesario construir uno nuevo. A la vista está que había espacio para construir un bloque anejo y se podría haber evitado la construcción de todo un nuevo complejo que costará 210 millones de euros (de momento) y diez años de retraso en su puesta en marcha”.

Consideran que el Clínico está operativo y puede seguir siendo útil. Al menos como edificio de consultas. “Estamos a tiempo de evitar su demolición. Otro tanto hay que decir del Virgen de la Vega. Un espléndido edificio que tendría que ser útil y no ser abandonado y cerrado con el deterioro que eso conlleva. El plan del Sacyl tendría que haber tenido todo esto en cuenta, evitando el despilfarro de estos dos edificios”, explican.

Ya en la situación en la que nos encontramos en 2021 hay hechos irreversibles, “pero sigue siendo inaceptable la demolición del Clínico y la construcción en su lugar de un nuevo bloque para consultas que costará casi 25 millones de euros, que se pueden ahorrar si no se lleva a cabo ese plan”.

Entienden que a medio plazo se podría realizar un buen arreglo en el Clínico que consistiría en cambio de puertas, suelos, pintura y climatización de las plantas que aún no la tienen (de la 5ª a la 7ª). “En cualquier caso, estaríamos hablando de un presupuesto mucho menor que los 25 millones mencionados, esto sin contar los sobrecostes y retrasos que conlleva, sistemáticamente, toda obra con el Gobierno del PP”, señalan.

Estamos a tiempo

Los firmantes del manifiesto agregan que la cuestión de mantener en pie el “viejo” edificio es una simple decisión política que bien podría adoptar el Gobierno regional. “Desde luego, esto no entra en sus cálculos, pero nuestra obligación como ciudadanos y ciudadanas es reclamarla. El edificio está operativo. Tiene ya un bloque de consultas que si se queda pequeño podría ampliarse cambiando el uso de parte de las habitaciones de ingresados. Solo falta la voluntad política para ello. Por supuesto, habría problemas urbanísticos, técnicos, etc., con el cambio de plan. Pero serían solucionables y más baratos que la demolición”, precisan.

Este manifiesto cuenta, por el momento, con el apoyo de los siguientes colectivos de Salamanca: Grupo de base de Anticapitalistas, CGT, Fridays for Future, Alternativa Republicana y Comité Antinuclear y Ecologista

Noticias relacionadas

3 comentarios

  1. De momento es todo malo, trato, profesionalidad, comida, y si la noticia es correcta, esto irá a peor, que vergüenza tanto dinero tirado en los bolsillos de quien no se lo merece, vergonzoso y sin arreglo, que basura de políticos y administración.

  2. si algun arquitecto quisiera decir la verdad dira que la construccion del (viejo)clinico es muchisimo mejor que el actual los materiales sin comparacion es lamentable pero cierto pero seguro que si alguno se pone en contra se le terminaria la carrera estan tirando NUESTRO dinero como los sillones camas articuladas que mucha gente las necesita cuantos consultorios de pueblos se solucionarian algunos problemas PORQUE LE PIDEN DINERO AL GOBIERNO CENTRAL SI LO ESTAN TIRANDO esto es el gobierno de tantos años que siempre han hecho lo mejor ++++para los amiguetes o sea dicho lo que le sale de los c+++++

  3. Completamente de acuerdo. Qué pena que no se escuche más a la gente que con datos y argumentos defiende ideas justas.

Deja una respuesta

Botón volver arriba