fbpx
Cosas de la vida

Cómo hacer correctamente un test de antígenos

Hasta dónde introducir el bastoncillo y durante cuánto tiempo

Las pruebas de antígenos vendidas en las farmacias se han convertido en un método cotidiano para comprobar si nos hemos contagiado de coronavirus. Sin embargo, para obtener resultados fiables hay que realizar el test de manera correcta.

El primer paso consiste en tener las manos y las fosas nasales limpias. Posteriormente se abre el vial con el líquido reactivo, y se vacía en el tubo de extracción. Después se abre el envase que contiene el bastoncillo, sin tocar la punta blanda porque es la que se introducirá en la nariz.

Una vez introducida en las fosas nasales, se gira unas cuatro veces durante 10 segundos. Acto seguido, se extrae de la cavidad y se introduce en la otra, repitiendo el mismo proceso. Para ello, el paciente debe inclinar ligeramente la cabeza hacia atrás, con lo que facilitará la accesibilidad a las fosas nasales.

Después se introduce el bastoncillo en el tubo de extracción que contiene el líquido, y se procede a girarlo entre tres y cinco veces. A continuación, se deja la varilla en el tubo durante un minuto, y después se cierra el tubo con el tapón que incluye, para echar el líquido en el casette de la prueba.

Por último, se añaden tres gotas del líquido en el pocillo marcado con una ‘S’ (sample/muestra) y se esperan 20 minutos. Pasado ese tiempo, si en el casette aparecen dos líneas de colores (una en la zona de control ‘C’, y otra en la zona de test ‘T’) significa que el resultado es positivo. Si por el contrario aparece una línea en ‘C’ y ninguna en la zona ‘T’, el resultado es negativo. En los casos de que se trate de un resultado inválido o no concluyente, no aparecerá ninguna línea en la zona ‘C’.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba