fbpx
Castilla y León

Castilla y León contabiliza 1.354 fallecidos en las listas de espera de la dependencia en 2021

La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales reclama la prescripción social del profesional de referencia como único requisito para la ejecutividad y puesta en marcha de las prestaciones

Castilla y León contabilizó el año pasado 1.354 fallecidos en las listas de espera de la dependencia, el 97,8 por ciento de ellos, es decir, 1.324, pendientes de valorar. Otros treinta se encuentran en el “limbo” de la propia dependencia, con lo que es la comunidad con la cifra más baja en este sentido, según expuso la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales y recogió la Agencia Ical, con datos del Ministerio de Derechos Sociales, en el que se analiza la mortalidad de las personas del Sistema de Atención a la Dependencia

ICAL. En España, los fallecidos en 2021 ascendieron a 46.671 personas en esta lista de espera (28.192 dependientes con derecho y 18.479 pendientes de valorar). Así, la Asociación denunció que 128 personas mueren al día en el “laberinto burocrático” de la ley. “. La burocracia en los procedimientos ha impedido que las comunidades autónomas cumplan con el objetivo del Gobierno de la reducción de la lista de espera en 60.000 personas comprometidas en el plan de choque”, añadió. en un comunicado.

Las comunidades con mayor “limbo» de la dependencia, personas pendientes de recibir prestación, son Cataluña (32 por ciento), La Rioja (31,5 por ciento) y Canarias (27 por ciento); y las que menos Castilla y León (0,17 por ciento), Castilla La Mancha (4,5 por cietno) y Galicia (5,8 por ciento). Por el contrario, Madrid (-62,9 por ciento), Aragón (-42,2 por ciento), Castilla La Mancha (-38,8 por ciento), Asturias (-32,2 por ciento) y Andalucía (-32,2 por ciento) han cumplido el objetivo de reducción de la lista de espera del plan de choque. Las tres comunidades con mayor limbo de la dependencia, a pesar de haber recibido el incremento presupuestario, han aumentado la lista de espera en este año fueron Canarias (+23,1 por ciento), La Rioja (16,4 por ciento) y Cataluña (+7 por ciento).

Las comunidades que más han aumentado las personas beneficiarias con prestación el pasado año han sido Valencia (+14,9 por ciento), Asturias (+14,5 por ciento) y Madrid (+14,4 por ciento). Por el contrario, en País Vasco ni siquiera se ha mantenido la tasa de reposición disminuyendo el número de beneficiarios.

Los territorios que más han aumentado las personas con derecho a prestación en 2021 han fueron Valencia (+11,8 por ciento), Canarias (+10,8 por ciento) y Asturias (+9,2 por ciento). Por el contrario, en Cantabria el número de personas con derecho se redujo el año pasado en un 10,9 por ciento.

«Estos datos parecen indicar que el sistema de atención a la dependencia se reactiva, pero ha sido en gran medida a base de servicios de bajo coste dirigidos a los dependientes con Grado I. Las prestaciones y servicios son cada vez de menor intensidad, y a todas luces insuficientes para las necesidades de las personas en situación de dependencia. Pasados casi dos años de la pandemia no se ha logrado recuperar las plazas residenciales y de centros de día, -1.129 plazas residenciales y -4.732 plazas de centros de día, respectivamente», expuso la asociación.

Un lustro para la plena atención

Ante este panorama, las directoras y gerentes en Servicios Sociales destacaron, según recogió Ical, que, a este ritmo, se tardaría un lustro en lograr la plena atención. «Lejos de nuevos discursos, fotos e intenciones, son necesarias medidas urgentes para evitar el sufrimiento y abandono de las personas más vulnerables del país», añadió. De ahí que instara a los gobierno de España y autonómicos a acometer reformas que agilicen los trámites. Demandaron simplificar los procedimientos y aplicar medidas de suspensión y flexibilidad del servicio o prestación sin necesidad de resolución de un nuevo procedimiento. Por ejemplo, la asociación apostó por avanzar hacia la prescripción social del profesional de referencia como único requisito para la ejecutividad y puesta en marcha de las prestaciones.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba