fbpx
PortadaProvinciaSucesos

Imputado por prevaricación y malversación el alcalde de Villarino

Contrató a dos de sus hermanos y a dos de sus sobrinos con dinero municipal

El alcalde de Villarino de los Aires, Julián Martín (PP) ha sido imputado por presunta prevaricación y malversación de caudales públicos por la titular del juzgado de Vitigudino. El caso está pendiente de juicio.

La vista oral ha sufrido un nuevo retraso por la vuelta de la anterior titular del Juzgado a su puesto en Vitigudino, que además tendrá que resolver el recurso interpuesto por el fiscal para imputar a otro hermano del regidor de Villarino.

La imputación se ha producido tras la denuncia presentada en 2016 por Francisco Sendín Calvo, concejal del Ayuntamiento de Villarino de los Aires, que actuaba en su propio nombre y en nombre del grupo municipal Villarino y Cabeza (VyC), contra el alcalde por presunta prevaricación.

Posteriormente, con fecha 25 de marzo de 2019 presentó un escrito denunciando a Julián Martín Jiménez, como alcalde del Ayuntamiento de Villarino de los Aires, por presunta malversación de caudales públicos.

Pese a que ya estaba inmerso en acusaciones muy graves y declaraciones en sede judicial relacionadas con su gestión, Martín volvió a sacar mayoría absoluta en 2019.

El auto judicial de imputación lo emitió en octubre de 2021 la jueza de Vitigudino. En él indica que de la instrucción criminal realizada puede colegirse, «siempre con carácter provisional e indiciario, sin perjuicio de la calificación jurídico penal que corresponde al Ministerio Fiscal y demás partes acusadoras, con absoluto respeto al derecho fundamental de presunción de inocencia que el día 13 de julio de 2015 Julián Martín Jiménez, como alcalde del Ayuntamiento de Villarino de los Aires, contrató a su hermano, Manuel Martín Jiménez, para la realización de obras o servicios consistentes en montar y desmontar la plaza de toros portátil para la fiesta del municipio».

El contrato se inició el 13 de julio de 2015 y finalizó a finales del mes de agosto de 2015. Para su contratación el Ayuntamiento solicitó al ECyL un oficial de primera para un contrato de dos meses. Se propusieron 7 candidatos y el alcalde seleccionó a su hermano. Respecto a los 6 restantes comunicó al ECyL que no interesan a la empresa.

Llegado el vencimiento del contrato, el hermano del alcalde siguió prestando sus servicios al Ayuntamiento, transformándose el contrato temporal para una obra y servicio determinado en un contrato indefinido.

Este contrato duró hasta que el alcalde, tras las presiones del grupo de concejales del grupo VyC, procedió, el 12 de julio de 2018, a su despido, alegando como causa finalización del contrato, abonándosele 4.687 euros como finiquito, figurando en la carta de despido finalización del contrato, y denunciando que se le había abonado más de lo que le correspondía por este concepto, así como se han producido presuntas retribuciones irregulares durante la vigencia del contrato.

Además de Manuel, el fiscal ha incluido en su recurso a José, el otro hermano del alcalde que también se había presuntamente favorecido con las decisiones del regidor, Julián Martín Jiménez.

Asimismo, el 2 de julio de 2015 el alcalde, Julián Martín Jiménez, firmó dos contratos de socorrista de la piscina municipal, uno con Julián Cuadrado Martín y otro con Jesús Martín Criado, ambos sobrinos del alcalde, «sin informar de ello al resto de concejales y sin el concurso del socorrista que había prestado sus servicios los últimos 10 años», indica el auto judicial de imputación.

La jueza afirma que los hechos podrían ser constitutivos de «un presunto delito de prevaricación y de malversación de caudales públicos, cuya comisión se atribuye indiciaria y subjetivamente a Julián Martín Jiménez».

La jueza concluye en su auto declarando formalmente imputado a Julián Martín Jiménez por un presunto delito de prevaricación y malversación de caudales públicos.

Noticias relacionadas

3 comentarios

  1. Se veia venir. Este señor es un tipico *******. Si no le han imputado antes es por la ************* de la juez de vitigudino.

  2. Tiene al pueblo engañado, promesas de empleo todo el
    Mundo, lo vende como si él fuera el empresario que contrata y no el alcalde. Una vergüenza.

Deja una respuesta

Botón volver arriba