fbpx
LocalPortada

“El éxito y las medallas son efímeros”

Santi Blanco, Tonín, Eugenio, Pipe, Jenaro Félix, Rosa Colorado y Marta Gacía cuentan su experiencia como deportistas en Las Siervas de San José

El cuidado de la salud y el bienestar con uno mismo están al orden del día. Cada vez son más personas las que se suman a hacer a algún tipo de deporte por hobbie o dedicación. Aunque la verdad, es que si tienes vocación puede llegar a ser difícil conseguir ser un deportista profesional, pero lo que nunca se debe de hacer es perder la esperanza.

Por. Patricia Martín

Este jueves, se han reunido seis de los mejores deportistas salmantinos en el colegio Siervas de San José para realizar una mesa redonda acompañados de alumnos de 1º, 2º y 3º de E.S.O; además, de sus compañeros y profesores de Erasmus+. Entre ellos, nos hemos encontrado a Santi Blanco, Rosa Colorado, Toñín, Eugenio, Pipe y Marta García.

El profesor de educación física, Jenaro Félix, ex seleccionador nacional de Balonmano y amigo de los ponentes; contextualizó en un primer momento a los jóvenes del colegio sobre la historia del mundo del deporte, primero a nivel nacional, después a nivel de provincia haciendo referencia a la UDS y Perfumerías Avenida; y, por último, especificó en la gran labor realizada por el propio colegio con sus alumnos en el ámbito deportivo.

Jenaro Félix, Santi Blanco, Rosa Colorado, Toñín, Eugenio, Pipe y Marta García. Foto. JOTA.

Toñín, exjugador de fútbol sala del equipo Sol Fuerza, fue quien hizo de moderador y al comenzar, resaltó el gran silencio de la sala, ya que se apreció el interés de los alumnos por esta charla. Toñín empezó haciendo alusión a la amistad entre todos los deportistas, puesto que ha permanecido año tras año sin importar sus trayectorias contando de manera anecdótica junto con Santi una historia de cuando eran pequeños: “Yo fiché en el equipo Astorga y fuimos a jugar la Copa del Rey a Murcia y él corría en Banesto, que corría la vuelta a Murcia. Pues coincidimos en el mismo hotel, los dos juntos, del mismo colegio, del mismo pueblo, de deportes diferentes y de élite. Se me pone la piel de gallina aun contándolo, porque me hizo una ilusión especial y al vernos nos dijimos mutuamente que cuando acabásemos de cenar subiríamos a nuestras habitaciones, ya que nos íbamos a intercambiar unos regalos. Yo le regalé una caja de hojaldres típicos de Astorga y el me regaló unas cintas de Banesto”.

Seguidamente, Santi habló de cómo cambió el ocio en su juventud para conseguir sus metas en el ciclismo a través del sacrificio y el esfuerzo: “Yo por lo menos quería estar a gusto conmigo mismo y que por lo menos no fuera por mí el haber llegado más arriba, como el no haberme cuidado, sacrificado, esforzado… No quería que en el día de mañana yo tuviera ese remordimiento”.

Santi Blanco explicó quién había sido su inspiración: “A mí lo que más me gustaba era el fútbol y fui a hacer las pruebas al Salamanca, pero era muy malo y no me cogieron. Luego tuve la suerte al estar en el sitio adecuado en el momento justo, porque empecé a montar en bici cuando me quedó inglés en el cole y en verano me tocaba ir a clases particulares, de mi pueblo, Puerto de Béjar, hasta Béjar que había 10 km. Y me vio un señor y empecé por eso, sino no hubiera sido ciclista. Por eso digo muchas veces que debemos tener esa pizca de suerte, pero como persona referente fue el ciclista Cubino, que era mayor que yo, me gustaba y siempre le veía por la televisión y fue una inspiración para mí”.

Mesa redonda sobre deporte en Las Siervas de San José. Fotografía. JOTA.

Eugenio, también exjugador del Sol Fuerza, ahora es director en la fundación Aviva. Durante la charla quiso mostrar cómo es la inclusión en el mundo del deporte con niños con discapacidad y comenta: “Desde Aviva intentamos hacer un mundo más cercano a un mundo que en principio nos parece que no existe, que no es visible. Te dices que están las barreras y aparecen amigos tuyos con algún tipo de discapacidad que dicen que las barreras se pueden superar. Las barreras más importantes son las que tenemos en la mente. La diferencia entre decir no puedo o sí puedo, ese es el gran mérito que podemos tener nosotros, que detrás del éxito hay infinitas horas de esfuerzo y entrenamiento”. Acaba por concluir: “Es muy difícil recibir recompensa a través del deporte, pero la propia recompensa para nosotros es el día a día; el entrenamiento, la dedicación, el irte contento a casa. El éxito, las medallas y los triunfos son efímeros, desaparecen rápidamente”.

Pipe, jugador internacional y campeón del mundo en fútbol sala, ahora es entrenador de base de niños en el club InterSala. “Dentro del mundo deportivo es fundamental que unamos el deporte y la formación. Cuando hablamos de la solidaridad, del afán de superación, del esfuerzo, del compañerismo, todos esos valores que utilizamos dentro del mundo del deporte; lo más bonito es que luego lo podamos trasladar a nuestra vida diaria. Nosotros que somos formadores de niños, no solo tenemos que buscar formar de manera deportiva, sino que al final estamos formando a personas, que para nosotros es lo más gratificante de todo”, reflexiona.

Y, de manera clara, explica a los jóvenes: “Nuestra etapa como deportista profesional dura por desgracia poquito. Llega un momento que el foco se quita del medio y aparece otra vida que aparece por delante. Si no tenemos una base o una formación no sirve haber sido campeón del mundo porque eso lo vas a llevar siempre contigo pero a partir de ahí necesitas tener una formación y que es lo que el día de mañana a vosotros os va a servir”.

Encuentro de deportistas de élite en Las Siervas de San José. Fotografía. JOTA.

Por su parte, Rosa Colorado, quien es considerada la mejor atleta de Salamanca, tras ser 52 veces internacional con España; comenta: “El deporte enseña muchísimas cosas y te forma como persona. Las medallas son cosas efímeras, yo ni sé dónde las tengo, porque siempre me he seguido formando y ahora al entrenar a los jóvenes, yo les enseño, pero ellos no dejan de enseñarme cosas nuevas a mí. Te enseñan a adaptarte a los nuevos pensamientos y a las nuevas formas de ver la vida y a mí me enriquece la vida. Una cosa muy importante, el deporte sin la formación no es nada. Se puede hacer todo lo que queráis a través de la organización”.

Y de manera emotiva, concluye: “El deporte te enseña a controlar las emociones, a tener amistades para toda la vida, a respetar al compañero, a ser humilde, saber ganar y saber perder que es lo fundamental, saber levantarse y seguir adelante. Las equivocaciones te llevan a aprender y en el deporte se aprende cada día en la pista con el esfuerzo que haces, con cada corrección y con cada bronca del entrenador, todo ello es aprendizaje para la vida y para el deporte”.

Santi Blanco, Rosa Colorado, Toñín, Eugenio, Pipe y Marta García participaron en una mesa redonda en Las Siervas. Fotografía. JOTA.

Para terminar, Jenaro Félix contó un poquito su trayectoria profesional de manera reflexiva: “Antes de ser entrenador del equipo nacional de balonmano, estuve participando tres años en la Escuela de detención de talentos para la federación española. Íbamos por los sitios para ver si había algún talento que se dedicara a este deporte en concreto. Este colegio, en el que hemos tenido varios jóvenes internacionales, en concreto en balonmano, solo cinco de todas las generaciones han estado en el equipo nacional y son muchos, porque son muchos más que en la suma de todos los colegios de Salamanca”.

La curiosidad de los más jóvenes

Los alumnos tuvieron oportunidad de realizar una ronda de preguntas a estos grandes deportistas y no se quedaron con ninguna duda en el tintero.

Sobre la posible retirada del deporte de alguno de ellos, Rosa Colorado comentó: “Cuando las lesiones aparecen en un deporte se te pasa por la cabeza, pero creo que solo pasa y después lo superas”. De manera continuada, sobre la posible fórmula del éxito, no tuvo duda en explicar: “Para todo es la voluntad, el trabajo y la constancia”. Y, en su última pregunta sobre la posible retirada del deporte de alguno de sus alumnos, Colorado acabo por explicar: “Trataría de hacerles ver que va a perder la oportunidad de su vida, de formarse como persona y como deportista. El entrenador tiene que tratar de convencer al atleta de los beneficios del deporte, es decir, tratar de razonar el porqué de esa decisión”.

Salón de actos de Las Siervas de San José. Fotografía. JOTA.

Seguidamente, sobre la importancia de saber idiomas hoy en día, Toñín les quiso alertar: “A mí me quiso fichar un equipo de Inglaterra y como no sé hablar inglés me tuve que quedar aquí. Por eso es muy importante que tengáis idiomas y más ahora”. Además, Santi también aportó su vivencia: “A mí también me pasó con un equipo alemán, que pagaban más dinero que aquí en España, pero lo que realmente me impidió irme fue el tema del idioma”.

Para concluir, Pipe respondió a la pregunta de cómo saber cuál es el deporte definitivo, quien no tuvo ninguna duda en declarar: “Sobre todo en base y en formación, lo más importante es que hagáis cuánto más deportes mejor, porque es una manera de formaros. Pero, si es cierto que llega un momento en el que ya tienes que decidir y al final lo sabes porque es el deporte que te apasiona, que te llena, que lo practicas y disfrutas con él”.

Marta García, mas de cerca

Por su parte, Marta García, subcampeona del mundo en halterofilia con 68 kg levantados, explicó su papel como mujer en el deporte: “En relación con ser un deporte de fuerza y ser mujer, nadie me ha hecho ningún rechazo ni mucho menos. Ahora mismo estamos en el club de la Universidad adicionando seis mujeres y un hombre y al campeonato de España absoluto que es ahora en junio, van 99 chicas y 96 hombres, por lo que ahora mismo está bastante igualado”.

Y, seguidamente, explicó cómo fue su comienzo en el mundo deportivo: “Mis padres hacen entrenamiento de fuerza y un día estaba en el gimnasio por casualidad. Allí estaba uno de los entrenadores del club y nos vio a mi hermana y a mí que podíamos valer y nos llevó para allá. Después de eso, pues se empieza entrenando tres días y una hora, después cinco días y dos horas y al final entre ocho y diez días unas tres horas”.

Además, explicó cómo era un día de entrenamiento: “Me despierto a las 08.00 horas, desayuno, voy a clase y si no tengo prácticas entreno por la mañana. Después como y si tengo prácticas entreno por la tarde. Duermo unas seis horas diarias y el resto del día lo paso estudiando, con mi novio o mi familia”.

Respecto a su posible agrado con su continua evolución, mostró una gran satisfacción, ya que comentó: “En algún año ha habido algo más de parón, pero ahora mismo estamos en el buen camino y subiendo bastante, por lo que estamos muy contentos”. Aunque, también quiso mostrar que no todo es color de rosa, ya que también ha tenido alguna que otra frustración: “Sobre todo el año pasado al cursar segunda de bachillerato, ya que me resultó muy difícil y frustrante. Además, también fue difícil a nivel personal y a nivel deportivo, puesto que no estaba muy contenta con el equipo en general, pero este año al estar ya en la Universidad estudiando la carrera de fisioterapia es otro rollo y ahora estoy mucho mejor y más contenta”.

En cuanto a la ardua tarea de compaginar estudios y deporte, nos quiso explicar: “De momento lo veo totalmente compaginable, pero es verdad que ya lo he comentado con mis padres y están de acuerdo, en que si imagínate me tengo que dividir la carrera y hacerla en ocho años pues se hace en ocho años, pero de momento sin problema”.

Para terminar, hizo alusión a los futuros deportistas con el siguiente consejo: “Que se rodeen de gente que les sume y no que les reste. Además, que sean constantes en todo y que intenten compaginar y organizarse lo suficiente, como por ejemplo, para no tener que dejar el deporte en épocas de exámenes o viceversa. Todo cabe pero hay que ser organizados y constantes”, concluyó la subcampeona del mundo.

 

 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba