fbpx
Castilla y LeónSucesos

Ocho meses de cárcel por asfixiar a su perro

El acusado es responsable criminalmente de un delito maltrato animal

El Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid condenó a la pena de ocho meses de prisión al dueño del perro ‘Cooper’ por asfixiarlo hasta la muerte en agosto de 2018, al incurrir la atenuante de alteración psíquica. Además, absuelve a la que entonces era su mujer, imponiendo las costas generadas a Defaniva y Libera por su “temeridad” al sostener la acusación contra ella.

Ical.- Así lo recoge la sentencia, facilitada este lunes por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), que no es firme y puede recurrirse en un plazo de diez días ante la Audiencia de Valladolid.

En ese sentido, se considera que el acusado es responsable criminalmente de un delito maltrato animal con resultado muerte, si bien se le reconoce la atenuante de alteración psíquica.

Por ello, se le condena a la pena de ocho meses de prisión y se le inhabilita para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y para el ejercicio de profesión, oficio o comercio con animales o su posesión durante dos años y seis meses.

Además, el hombres absuelto del delito continuado de maltrato animal, e imponiéndole la mitad de las costas generadas a la entidad Defaniva, declarando el resto de oficio al no solicitar condena en costas la entidad Libera.

Además, se absuelve a su exmujer de los delitos que se le atribuían por las acusaciones populares, con todos los pronunciamientos favorables e imponiendo las costas generadas a Defaniva y Libera por su “temeridad al sostener la acusación contra ella”.

Durante el juicio, celebrado el 9 de mayo, el  condenado se declaró culpable de haber introducido un trapo en la boca del animal que le taponó la tráquea y provocó su muerte por asfixia, mientras que la segunda mantuvo su inocencia.

No obstante, la fecha de la muerte del animal fue a finales de mayo de 2018. Los restos del cachorro de seis meses, en avanzado estado de descomposición, fue descubierto tirado en el suelo de la cocina de pareja, en Santovenia de Pisuerga, el 29 de agosto de 2018.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba