fbpx
Cosas de la vida

Llora en una consulta médica y le cobran un suplemento

En Estados Unidos

Una joven estadounidense acudió a una consulta médica y le cobraron 40 dólares (unos 37,50€) por llorar. La chica padece una “enfermedad rara” y lloró “porque se sintió frustrada e indefensa”. 

Camille Johnson, conocida ‘youtuber’, ha denunciado a través de su cuenta de Twitter la insólita factura que recibió su hermana por acudir al médico. “Mi hermana pequeña ha estado luchando mucho últimamente con un problema de salud y finalmente pudo ver a un médico. Le cobraron 40 dólares por llorar”, ha escrito la joven junto con unas fotos de la factura. En el recibo se observa el cobro por un servicio, con concepto de evaluación “emocional y de comportamiento”. La afectada, que había descubierto recientemente que padece una “enfermedad rara”, lloró “porque se sintió frustrada e indefensa” y ha tenido problemas para encontrar un tratamiento adecuado.

La ‘youtuber’ ha asegurado que a su hermana, después de “una lágrima”, le cobraron 40 dólares “sin preguntarle por qué estaba llorando, sin tratar de ayudar, sin ninguna evaluación, ninguna receta, nada”. Asimismo, la influencer ha lamentado que “le cobraron más por llorar que por una prueba de evaluación de la vista”, o por otras acciones como “una prueba de hemoglobina”, “una evaluación de riesgo de salud” o “una extracción de sangre capilar”.

A pesar de ello, la chica no fue evaluada en ningún momento, según ha explicado su hermana. “Ella nunca habló con un especialista. No la evaluaron por depresión u otras enfermedades mentales, ni hablaron sobre salud mental con ella”, ha reprochado Camille. También ha indicando que al ver llorar a la joven, el médico no hizo nada para ayudarla. Finalmente, la tuitera ha mostrado su indignación ante el sistema sanitario estadounidense. “Realmente espero que este tuit pueda incitar a mejorar nuestro sistema de atención médica y ser una advertencia para el futuro”, ha concluido.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba