fbpx
LocalPortada

Un médico de urgencias teme que los pacientes empiecen a denunciarlos

  • Por las consecuencias para su salud, porque «no podemos garantizar que la asistencia sanitaria se lleva a cabo de forma correcta»
  • Denuncia que el 25% de la plantilla ha abandonado

 

La situación de tensión en el Hospital Universitario se hace cada día más ostensible debido a la falta de personal para atender a los pacientes.

En algunos, como las Urgencias es una olla a presión debido a la carga de trabajo, la presión de los pacientes en la sala de espera y el saber que en esas condiciones no se está prestando una atención de calidad.

Así lo explica un médico de Urgencias, que ha expuesto la situación al gerente del complejo hospitalario con el fin de advertirle, además, de que con eso se dé por enterado de la situación y le exima a él mismo de las posibles responsabilidades legales en que pudiera incurrir debido a las consecuencias que esa atención pudiera tener en la salud de los pacientes que acuden a Urgencias.

La recuerda al gerente que el déficit de médicos en Urgencias viene de varios años atrás, sin que nadie lo haya remediado. Un problema que ahora se ha agravado por «el abandono del 25% de la plantilla», señala el doctor, «lo cual, asociado al disfrute de las vacaciones, ha provocado que la carga asistencial haya aumentado de manera exponencial al reducirnos los puestos de trabajo en un 50% para poder cubrir la jornada, creando una situación d estrés laboral (físico y mental)».

En su escrito alerta de que en estas circunstancias los pacientes sufrirán una ralentización en la asistencia» y los médicos residentes que hace unos meses se incorporaron al hospital recibirán «una formación deficitaria».

Añade que todo ello contribuirá, «sin ninguna duda, al empeoramiento en la calidad de la asistencia sanitaria a nuestros pacientes por los retrasos que se van a generar por dicha situación, con las consecuencias inherentes para la salud de los ciudadanos, lo que podría conllevar responsabilidades legales para el profesional que suscribe por las carencias en el Servicio, cuya solución depende única y exclusivamente de esta Gerencia».

Por este motivo, quiere denunciar expresamente «la situación que estamos viviendo en dicho Servicio a fin de que se procedan a tomar las medidas legales que correspondan  para solucionar esta precariedad y evitar que la salud de los pacientes se vea comprometida toda vez que, en las actuales condiciones laborales, no podemos garantizar que la asistencia sanitaria se lleva a cabo de forma correcta».

Por todo ello pide al gerente que se dé por enterado d la denuncia de la «precaria situación» en la que se encuentra este servicio vital para el hospital y para los salmantinos,  para que se tomen las medidas legales oportunas y eximan, al menos a este profesional, «de cualquier responsabilidad derivada de una deficiente atención sanitaria provocada por la carencia de personal, así como por el estrés físico y mental al que estamos siendo sometidos los profesionales de dicho servicio desde hace tiempo sin que se adopte solución alguna por parte de esta gerencia».

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba