fbpx
Cosas de la vida

Angustia en la piscina

“Se hundía y nadie reaccionaba, así que me he tirado yo”

La nadadora estadounidense Anita Álvares ha protagonizado un incidente en el Mundial de natación que podría haber acabado en tragedia. Mientras realizaba un solo libre de natación artística se desmayó bajo el agua. Tras ello, Andrea Fuentes, su entrenadora española, vio que “se hundía y nadie reaccionaba”, por lo que decidió zambullirse para socorrer a la deportista. 

La entrenadora española Andrea Fuentes ha sido una de las protagonistas del Mundial de natación que se está celebrando en Budapest (Hungría). Después de que la nadadora Anita Álvarez, a quien ella entrena, se desmayase bajo el agua, Fuentes no dudó un momento y se tiró a la piscina para tratar de ayudarla.

En una entrevista en ‘El Partidazo’ de la Cope, la española ha explicado que Álvarez se encuentra “bien” tras el incidente. “En otra ocasión también tuve que socorrerla, pero no fue tan grave. Hoy ha estado dos minutos sin respirar”, ha indicado. “Cuando una nadadora acaba, lo primero que hace es respirar. Ella se hundía y nadie reaccionaba, así que me he tirado yo”.

Había varios socorristas, pero solo uno acabó lanzándose al agua, pero nadaba lento y mal. Llegó cuando Fuentes ya subía su pupila inconsciente, y cando realizaba alguna maniobra para reanimarla, el socorrista se la deshacía, porque debía pensar que eso no le convenía.

“Los médicos insisten en que todo está bien. Los deportistas ponemos el cuerpo al límite, ha descubierto hoy dónde está su límite”, ha comentado. “Estoy que no me lo creo. Ha sido apoteósico, Anita no respiraba. La he intentado despertar a bofetadas y abriéndole la mandíbula”, ha relatado.

Esta nadadora terminó la prueba en séptima posición, con una puntuación de 87.6333. En sexta posición se colocó la española Iris Tió.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba