fbpx
LocalPortada

Tirar no es una opción

La compra-venta de segunda mano cada vez es más común

Hablar de pisos, coches, bicicletas o motos de segunda mano es muy común y de un tiempo a esta parte, a esos artículos se le han añadido prendas de vestir, gracias en gran medida a las aplicaciones de compra y venta de complementos y ropa todo con el fin de darle una segunda vida a nuestros vienes y sacar ese fondo de armario a la luz. “Compro de manera online, ya que hay más variedad de productos y de precios, como ocurre en Vinted. El precio de la ropa cada vez es más caro y estas plataformas te permiten dar un segundo uso a productos que están casi nuevos o muy bien cuidados”, afirma Alicia Arroyo, de 21 años.

Por. Lucía Almaraz

Tirar algo ya no es opción, todo puede venderse y por ende comprarse. Aunque ahora los fines sean otros cómo adquirir complementos o objetos decorativos a mejor precio que en las tiendas; por ecología, pensando en un mejor planeta o, también, en la búsqueda de artículos de alta gama que, de otra manera, se haría complicada su adquisición.

Pablo Marcos de 22 años alega que lee gustan «las camisetas de fútbol, sobre todo las antiguas. Por eso, suelo mirar de vez en cuando en tiendas de segunda mano donde suelo encontrar camisetas bien conservadas y, a veces, a buen precio, por lo general, lo adquiero por Internet porque suelo comprar camisetas de etapas anteriores y no existen muchas tiendas físicas”.

Pablo Marcos, con una equipación antigua de la UDS.

 

Pero, ¿hay más razones por las que comprar de segunda mano a parte de la economía? “Compro de segunda mano, sobre todo, por la sostenibilidad; lo que más compro es ropa, porque la industria de la moda es la segunda más contaminante de todo el planeta. Lo que está hecho, ya está, pero se puede volver a utilizar y puedes encontrar mucha ropa nueva o muy poco usada. Suelo comprar prendas para mis hijos y para mí”, cuenta una mujer de 40 años.

A las aplicaciones y tiendas virtuales, hay que añadir las tiendas vintage físicas. Lo retro y la vuelta a esos estilos ochenteros y noventeros que los originales están en tiendas de segunda mano. “Personalmente he notado que la venta de segunda mano se ha puesto de moda últimamente, y mucha gente busca ropa «retro» y de marca”, explica Pablo Marcos.

Cómo se afronta el futuro de las segundas oportunidades

De aquí a unos años podrá verse si esto ha sido tan solo una moda más, pero personas que usualmente tienen una compra activa en el sector de la segunda mano afirman que seguirán, «incluso más que ahora, ya que cada vez la economía está peor y los precios de todos los comercios aumentan exageradamente”, concreta Alicia Arroyo.

A todo hay un pero. Muchas tiendas online o aplicaciones tienen los gastos de envío, algunos se ven reacios a hacer compras por falta de fiabilidad, tanto de que puedan ser engañados por fotografías o que no te siente bien esa talla.

 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba