fbpx
LocalPortada

«No pueden ser iguales para una tienda de ropa que de alimentación»

Piden que se aclaren las excepciones del ahorro energético

Las asociaciones de Comercio integradas en Ceoe Cepyme Salamanca han solicitado al Gobierno de España que aclare las excepciones y especificaciones del decreto sobre medidas de ahorro, eficiencia energética y de reducción de la dependencia energética del gas natural publicado el pasado lunes.

Tras analizar el contenido de este decreto, las asociaciones del comercio, de la zona vieja de Salamanca, detallistas de carne y venta de vehículos, entre otras, consideran que “si bien están de acuerdo con la iniciativa de implantar acciones de eficiencia energética y ahorro de energía, las medidas anunciadas son improvisadas y aceleradas” y critican que éstas no se hayan consensuado con los sectores afectados.

Así señalan que no se tienen en cuenta las diferencias entre los diferentes tipos de establecimientos. “Las medidas no pueden ser iguales paran los establecimientos ropa o calzado que para los de alimentación, como carnicerías o fruterías, que tienen mayor coste energético con una temperatura ambiente a 27 grados, ya que supone más gasto para el mantenimiento del frío en las cámaras de conservación de alimentos”.

En cualquier caso, todos los establecimientos llevan ya unos meses efectuando acciones de contención del gasto energético debido, sobre todo, al alto coste, por lo que los comercios son los primeros en tomar estas decisiones, señalan.

Del mismo modo, y respecto a la medida de instalación de puertas de cierre automático en los locales consideran que “por espacio, por economía y por tipo de establecimiento no es factible para todos los comercios”.

En este sentido añaden, que muchas de las medidas “chocan además con las recomendaciones sanitarias como la necesidad ventilar para evitar la covid o con directrices de prevención de riesgos laborales para evitar golpes de calor ante las altas temperaturas”.

Respecto a la medida de mantener los escaparates apagados desde las 22.00 horas, destacan el impacto tan negativo que tendrá en una ciudad como Salamanca en el turismo y en la normal actividad de los comercios, así como los posibles riesgos para la seguridad ciudadana al tener todas las luces apagadas desde esa hora, sin contar con que, aprovechando la llegada de turistas algunos comercios permanecen abiertos a esas horas.

Desde las distintas asociaciones, y a través de sus organizaciones nacionales, ya se están haciendo las gestiones para aclarar estas cuestiones y dar la debida información a nuestros asociados.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba