fbpx
LocalPortada

Quién ‘hace el agosto’ con el hielo en Salamanca

El sector del hielo alerta del riesgo de desabastecimiento debido a la gran demanda y los elevados costes

Como suele ser habitual en época estival, el suministro de cubitos de hielo sufre algunas alteraciones. Sin embargo, este verano los productores y distribuidores han alertado de un probable riesgo de desabastecimiento, producido por una demanda mayor de lo habitual y unos costes de producción desorbitados.

El problema de la escasez de cubitos de hielo está afectando al país en las últimas semanas. En Salamanca, esta cuestión también se está dejando notar y, tal y como han explicado a este medio algunas empresas del sector, el riesgo de escasez y desabastecimiento de hielo en Salamanca “no se descarta”.

Desde Cubers, productora y distribuidora de cubitos de hielo, reconocen que, en este momento “hay más demanda que producto en cuestión”. En este sentido, dicha compañía no está haciendo “nuevos clientes”, sino que se limitan a “servir a nuestros clientes de todo el año de la mejor manera que podemos”. Esta empresa, que en Salamanca tiene la delegación y servicio de distribución, posee tres fábricas de producción de cubitos, en Asturias, Cádiz y Valencia, y comercializa su producto por todo el país.

Su principal clientela es la hostelería. Sin embargo, “en los puntos de venta, este año la demanda ha aumentado fácilmente en torno a un 50%”. Si bien es cierto, recalcan que el aumento de los precios “en absoluto” se ha producido por la mayor demanda. Esta cuestión la achacan a los elevados costes de producción, como la luz, el plástico para las bolsas de envasado y el combustible. “Todo eso ha incrementado el precio del hielo, pese a ello nosotros lo hemos subido a principios de año, pero no mucho”, reconocen.

Estos altos costes de producción han llevado a que “las grandes productoras” hayan “intentado abaratar los costes”. Debido a ello, “no se ha almacenado lo suficiente”. En esta misma línea se ha pronunciado otra empresa salmantina productora de cubitos de hielo, que no ha querido que trascienda su identidad. El responsable de la misma achaca el riesgo de escasez a que “las grandes empresas llevan con el suministro cortado desde el 15-20 de mayo. Lo cortaron tanto a los distribuidores como a las grandes cadenas”.

Por este motivo, actualmente están “al día” y prácticamente cada cual se surte de la “producción propia”, en el caso de esta última, “entre 1,5 y 2 toneladas diarias”. Esta cantidad, a juicio del empresario, supone “una miseria frente a lo que fabrican las grandes empresas”. Si a ello se le añade el aumento de la demanda “desde julio”, acrecentado por las altas temperaturas, se traduce en “la escasez que hay en todos los puntos de venta”.

Este empresario, que también se ha visto obligado a enfrentarse a los elevados costes de producción denuncia que “tras haber subido unos 5 céntimos por bolsa”, los clientes se encuentran con “auténticas salvajadas” ya que algunos distribuidores finales han realizado “subidas de 1 euro por bolsa”.

Finalmente, respecto a la producción, muchos se preguntan si para elaborar el hielo se utiliza el agua del grifo. En este sentido, desde Cubers explican que en su planta de Asturias se emplea “agua de manantial”. Por su parte, la otra empresa sí que emplea agua del grifo, ya que “el agua de Salamanca es de las mejores”. Pese a ello, no quita que pase un proceso de tratado. “Le quitamos el cloro y la cal, pasa por un tratamiento de ósmosis inversa y finalmente se esteriliza con rayos ultravioleta”, concluye.

Noticias relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Botón volver arriba