fbpx
CulturaPortada

“Me sorprende la diversidad de propuestas, no de nombres”

Charo Alonso, profesora y escritora, forma parte del elenco de autoras del libro ‘Contamos Todas. Veintinueve narraciones de cuento de Castilla y León’

No vacila ni aunque con la pregunta la pongas en un brete. Charo Alonso sabe lo que quiere contar y lo cuenta. Está disfrutando con su nuevo proyecto, el libro ‘Contamos Todas. Veintinueve narraciones de cuento de Castilla y León’, donde comparte espacio con otras 28 autoras que tienen en común Castilla y León, en el amplio sentido de la palabra.
¿La literatura de Castilla y León goza de buena salud?
La literatura siempre goza de buena salud, siempre que haya escritores y lectores.

29 escritoras. ¿Le ha sorprendido el talento y el talante?
Hay dos cosas que pueden entra en la pregunta. Hay que tener cuidado con el hecho de que sean mujeres, es una etiqueta que no nos gusta…

No voy por ahí. No creo que haya literatura de mujeres, la hay buena o mala…
Se fue buscando voces que no se conocieran tanto. Se quería hacer una especie de relación, de compendio,… no tanto una antología, porque ello implica elegir lo mejor de lo mejor. Celia Corral –seleccionadora y prologuista de la obra- lo ve como un recorrido por una serie de autoras castellano leonesas que han nacido aquí o tienen vínculos con la tierra. No necesariamente escriben acerca de la tierra. Y volviendo a la pregunta: me ha sorprendido la diversidad de propuestas, no la variedad de nombres.

¿Qué géneros están presentes?
Es narración breve. Hay de todo. Microrelatos, costumbrismo, realismo, ciencia ficción,… hay diversidad de discursos, temas, visiones,…

¿Cómo llegaron a ustedes?
Fue Celia Corral. Una autora muy rigurosa, una gran poeta que viene del mundo de la academia, por lo que es muy precisa a la hora de trabajar. Ha buscado autoras en revistas, en otras antologías, en grupos de escritura, de lecturas,… ha hecho un abanico muy amplio. Hay nombres que todo el mundo las conoce, como Noemí Sabugal, Mar Sancho, Isabel Bernardo,… Pero, ha habido nombres que Celia ha buscado. Además, se ha sumergido en las redes que cada una de las autoras tienen.

¿Cuánto tiempo le costó ‘convencerlas’?
Poco. Ha hecho un trabajo muy rápido. Celia tiene una capacidad de trabajo muy grande y de sistematizar. Yo no lo hubiera podido hacer. Además, ha tenido el apoyo de un crítico, escritor, José Ignacio García, castellano leonés que es el que lleva la colección Cuentenario Narrativa, que pertenece a la editorial Castilla, que es la que edita el libro.

Varias autoras en la presentación del libro en la Casa de las Conchas. Fotografía. Carmen Borrego.

Por curiosidad. ¿Fue un encargo o podían elegir obra de lo que ya tenían escrito?
Nos dejó absoluta libertad para que le mandáramos lo que quisiéramos. En mi caso, le hice un relato nuevo.

¿Hay un hilo conductor entre los relatos?
No. El lector puede empezar por donde quiera. Las autoras estamos por orden alfabético.

Usted está de las primeras.
(Risas) Claro. Es la ventaja que tiene apellidarse Alonso.

¿Qué hizo cuando tuvo el libro en la mano?
Ir a buscar el cuento de Celia y de las personas que sigo, que me gustan, que he leído… Luego ya una tras otras, 29, que se dice pronto.

La portada también lleva firma de mujer.
Sí. Es maravillosa. Una portada de Rosana Largo. Ella es una pintora que vende en Dubai. Su obra está en muchos lugares. Tiene un mundo propio muy original. Es nuestra, de Valladolid.

Como autoras, ¿qué retorno están recibiendo?
Ha tenido una mala época. El verano no es un buen momento para las presentaciones y más éste que está siendo complicado. Eso sí, ha tenido una acogida excelente, pero tenemos que hacerlo ver más a partir de septiembre, que se multiplicaran las presentaciones. Ha sido un verano raro…

Ha sido un verano en el que las personas querían salir…
Ha sido un verano difícil. Las personas que ya han tenido el libro, coinciden en que es muy diverso.

Portada del libro. Ilustración Rosana Lago.

¿Cree que con este libro podremos hablar de que hay una literatura con una idiosincrasia castellano leonesa?
Siempre la ha habido. Lo que ocurre es que empezamos a poner etiquetas y son muy reduccionistas. Por ejemplo: los autores leoneses, cuando hablamos de Merino, de Llamazares,…

Delibes está ahí, pero a su alrededor hay muchos otros autores.
Por supuesto. Todos decimos Delibes, pero yo diría también Carmen Martín Gaite, Rosa Chacel.

Carmen Martín Gaite nació en Salamanca, pero se fue en cuento pudo. No diría que es una autora de Castilla y León.
Con esa premisa. ¿Hasta qué punto es vallisoletano y no burgalés Miguel Delibes? Es que estamos utilizando etiquetas que a veces no son muy correctas. Para mí, hay muchas obras de Carmen Martín Gaite que sí son castellano leonesas. Si ahondas en una serie de cosas, hasta qué punto lo que ella vivió aquí, la marcó para toda la vida. Creo que hay un provincianismo maravilloso que sale de aquí y que se pelea con una serie de asuntos. Creo que es más salmantina de lo que ella hubiera admitido.

Puede ser.

Charo. ¿Qué nos perdemos si no leemos?
¿Este libro?

Sí. 
Sobre este libro, creo que las personas que lo lean, van a ir a buscar más obras de las autoras que les hayan gustado sus cuentos. Este libro tiene una parte muy buena, porque te hace un recorrido por las diferentes autoras. Quiero hacer notar algo que me gusta mucho: el prólogo.

¿A qué se refiere?
Se entiende muy bien el concepto de mujer escritora que hemos utilizado en el libro; la tierra, escribimos sobre la tierra, sí, no, ¿cuál es el peso? Todas estas cuestiones las responde Celia en ese prólogo en el que se sirve de las opiniones de las propias autoras. No sé cómo lo ha hilado para poner un comentario brillante de cada una de las autoras.

Brillante será porque lo han dicho.
Sí.

(Carcajada)

Noticias relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Botón volver arriba