fbpx
Castilla y León

Piden a Mañueco que intervenga ante la purga en Industria

Venganzones dice que el cese de altos cargos de su Consejería responde a línea de Vox de reducir la administración y hacerla más eficiente

El secretario general de CCOO Castilla y León, Vicente Andrés, dijo este lunes que la dimisión la semana pasada del viceconsejero de Dinamización Industrial y Laboral, Óscar Villanueva, “evidencia la intención que tiene la extrema derecha de destruir la Consejería de Industria”. “Es una decisión encaminada a hacer desaparecer toda la parte laboral de la Junta de Castilla y León”.

 

Ical.- Por su parte, el consejero de Industria, Comercio y Empleo, Mariano Veganzones, aseguró que el cese del viceconsejero de Dinamización Industrial y Laboral, Óscar Villanueva, y de Javier Moreno, como gerente del Servicio Público de Empleo de Castilla y León (Ecyl), son decisiones que responden a la línea marcada por Vox de minimizar la estructura de la administración, modernizarla y lograr una mayor eficiencia.

Aseguró que el Servicio Público de Empleo de Castilla y León (Ecyl), del que ha asumido directamente las competencias, funciona con “absoluta normalidad y sin ninguna incidencia” después de la marcha de Óscar Villanueva.

Además, a preguntas de los periodistas, además de negar que estos ceses puedan dañar la imagen de  la Consejería de Industria, Veganzones afirmó que la ministra de Economía, Nadia Calviño cesa de media al mes a un director general y no hay “ningún problema”.

Vicente Andrés advierte que “con estas políticas de desmantelamiento se vuelven a las de 1988 con José María Aznar al frente del Ejecutivo Autonómico”. “La supresión de la Viceconsejería supone también mantener bloqueadas las políticas del ECYL que en seis meses ya ha tenido dos directores”, señala. “En lo que llevamos de legislatura, no se han ejecutado las transferencias finalistas del Estado. Si no se ejecutan antes de que acabe el año, las partidas se perderán y se corre el riesgo de que en próximos ejercicios no vuelvan a consignarse para Castilla y León”.

En concreto están pendientes de convocar las ayudas para formación de desempleados para lo que el Estado transfirió un total de 53 millones de euros. En el caso de las ayudas para formación de ocupados, la cuantía es de diez millones de euros. También hay otra partida de diez millones de euros para el programa de Orientación, Formación e Inserción que tampoco se ha convocado. En total, la Consejería de Veganzones estaría rechazando 73 millones de euros en formación con el consecuente “perjuicio para los trabajadores y los parados de Castilla y León, así como para las empresas y, en definitiva, la economía de esta comunidad”.

Además tendría que haberse convocado un programa procedente del Ministerio de Educación dividido en dos transferencias de unos 7 millones de euros cada una, Skilling y Reeskilling. La primera se concedió en noviembre de 2021 y la segunda, en junio de este año. “Ninguna de estas cantidades se ha convocado mientras corren los plazos”, explica Andrés.

En cuanto a orientación profesional, «la Consejería insiste en que no va a convocar ninguno de los programas existentes hasta ahora”. La transferencia del Estado para orientación supera los 29 millones de euros “que no van a ejecutarse”. Asimismo, denuncia Andrés, “la Consejería ha dicho expresamente que no va a convocar la línea de formación para representantes de trabajadores y empresas que tenía una dotación desde el Estado de algo más de 500.000 euros”.

La política de la Consejería de Industria, Comercio y Empleo también tiene pendiente la convocatoria de algunas líneas de Planes de Empleo para las administraciones locales “por lo que se han perdido cientos de puestos de trabajo”. “Eso sin olvidar, que convocaron las ayudas a las empresas en ERTE sin dar participación y de manera unilateral. Tampoco se ha tenido en cuenta la protección a la inmigración”.

Por último, con la eliminación de la Viceconsejería “también se enfatiza el interés que tiene el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, de “acaparar todas las consejerías con el fin último de desmontar la Comunidad Autónoma”, uno de los principales objetivos de la ultraderecha. “Más parece un copresidente que un vicepresidente”, advierte. En consonancia con su política de destrucción, “no tiene parangón el destrozo de los avances sociales que se habían logrado año tras año en las últimas dos décadas con el consenso de la Junta de Juan Vicente Herrera y los agentes sociales”.

Por todo ello, Vicente Andrés insta al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, a que intervenga urgentemente en la cartera que dirige Mariano Veganzones, “porque no puede aceptar que su socio de gobierno decida de manera unilateral cuál debe ser el organigrama del Ejecutivo Autonómico”. No puede asistir como convidado de piedra “a la destrucción de la comunidad que preside”.

Noticias relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Botón volver arriba