fbpx
Local

Salamanca ya tiene perrera municipal

El Centro de Protección Animal para la recogida de animales abandonados y perdidos está ubicado en La Salud, detrás de Mercasalamanca

Salamanca cuenta ya con su primer Centro de Protección Animal para la recogida de animales abandonados y perdidos, ubicado en la finca de La Salud.

La inversión del Centro de Protección Animal para la construcción de la instalación ha sido de 220.000 euros, a los que hay que sumar 20.000 euros en equipamiento. El servicio de recogida se ha licitado en 115.000 euros + IVA.

Esta instalación municipal cuenta con una superficie inicial de 2.664 m2 y dos edificios multifuncionales. En uno de ellos se alojan las oficinas y una zona de almacenaje, mientras que el otro acoge cheniles para perros, así como una zona de alojamiento para gatos.

Estos cheniles cuentan con bebederos automáticos, tolva dispensadora de pienso, suelo radiante, además de un pequeño habitáculo con acceso a una zona común de esparcimiento.

El Centro cuenta también con una zona reservada para gatos, con patio incluido, que está enrejado en su zona superior para evitar la huida de los felinos.

Además, este módulo principal dispone de zona de hospitalización, un lavadero canino para realizar tareas de desparasitación e higiene animal, parques de esparcimiento y juego vallados, donde los animales puedan socializar entre ellos.

El vallado perpendicular a la residencia canina es modulable para permitir la ampliación o reducción de los recintos polivalentes según las necesidades del centro. Esta instalación, además, tiene un marcado carácter medioambiental, puesto que se autoabastecerá con placas solares.

La puesta en marcha de este nuevo centro municipal va acompañada de un nuevo servicio de recogida de animales perdidos y abandonados en la ciudad.

El procedimiento de recogida se iniciará a través del aviso a la Policía Local (923 19 44 40), en horario de atención 24 horas, que dará aviso al servicio de recogida para localizar al animal y trasladarlo al centro.

Los animales recogidos serán sometidos a un diagnóstico inicial por el veterinario, que determinará su estado sanitario, posibles enfermedades y aspectos de su carácter y comportamiento en relación con otros animales o personas. Si el animal posee chip, se procederá a localizar a sus propietarios y en caso de no ser posible contactar con ellos o que no tenga chip, a los 21 días entrará en el programa de adopción.

Como novedad, y con el objetivo de facilitar la recuperación de animales perdidos y encontrados, el Centro de Protección Animal ofrece un servicio de atención telefónica de lunes a domingo, de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas, en el teléfono 686 622 689 o a través del mail cpa@aytosalamanca.es.

Programa de adopción

Un pilar fundamental del servicio es el programa de adopción, con el que se pretende buscar un destino adecuado a los animales perdidos y abandonados. A través de redes sociales (Facebook: @centromunicipaldeproteccionanimalsalamanca; Twitter: @cmpa_salamanca Instagram: @cmpanimalsalamanca) el programa de adopción difundirá los avisos de animales perdidos, de animales recogidos que no tengan identificación y de animales en adopción, con el objetivo de ampliar la difusión.

Las personas interesadas en una adopción deberán contactar con el servicio y realizar una entrevista inicial que determine qué tipo de animal desean adoptar y en la que se les asesorará sobre cuál se adaptaría más a su situación.

De manera previa a la adopción, los adoptantes conocerán la información detallada del animal, junto a un informe sobre sus características etológicas, para garantizar la adecuación del proceso de adopción. De todas las adopciones se realizará un seguimiento para corroborar que el proceso se desarrolla de una forma correcta, garantizando el bienestar del animal.

Desde la puesta en marcha del servicio, el 1 de octubre, se han recogido 30 animales (7 gatos y 23 perros) de los cuales 8 están en proceso de adopción.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. En la ciudad ya hay varias asociaciones veteranas que acogen a estos animales, sin ánimo de lucro y con medios muy escasos, como «Siempre fiel», «Luna», «El Hocico»…, pero el gobierno municipal prefiere apartar a esas personas generosas que trabajan voluntariamente y favorecer a una empresa privada, con ánimo de lucro, para que gestione el servicio. El resultado es que los animales estarán peor atendidos, pues para obtener beneficios la empresa no puede pagar a muchos empleados, al contrario, cuantos menos empleados mejor para la empresa. Y luego la señora Suárez y el señor Carbayo nos hablan de participación ciudadana.

Deja una respuesta

Botón volver arriba