fbpx
Castilla y León

La Junta abonará más por kilometraje a los enfermeros

Satse Castilla y León recogió más de 2.100 firmas de enfermeras de Atención Primaria

El Sindicato de Enfermería Satse valora positivamente que las enmiendas introducidas en el Proyecto de Presupuestos de la Junta de Castilla y León para 2023 posibiliten aumentar el precio que se abona a las enfermeras y enfermeros de la comunidad que utilizan su vehículo propio para desplazarse a prestar asistencia sanitaria entre los 3.665 consultorios que existen en Castilla y León.

Satse ha liderado esta petición y sus reivindicaciones han conseguido que la Junta de Castilla y León aborde la actualización del precio de kilometraje tras años de peticiones. El Sindicato de Enfermería inició en marzo de este año una recogida de firmas de las enfermeras y enfermeros exigiendo la actualización al alza de ese abono en la comunidad, tras lo cual el Gobierno autonómico se comprometió el pasado mes de abril a incrementar ese precio, aumento que no se ha producido.

En este sentido, Satse Castilla y León recogió más de 2.100 firmas de enfermeras de Atención Primaria que envió al consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, y al consejero de Presidencia, Jesús Julio Carnero. Los sanitarios son los empleados de la Junta de Castilla y León más afectados por el incremento del precio de los carburantes, ya que son de los pocos empleados de la Administración autonómica que ponen su coche para prestar servicio para la Junta y para la ciudadanía. De hecho, hay provincias, como la de León, en las que las enfermeras llegan a realizar más de un millón de kilómetros al año en la asistencia que dan a la población.

Las enfermeras y enfermeros de Primaria realizan en sus vehículos particulares el desplazamiento entre los centros de salud, consultorios locales y las visitas domiciliarias a los pacientes, traslados por los que Sacyl les abona una indemnización por kilómetro recorrido. Esta indemnización no se ha actualizado desde el año 2005, a pesar del importante incremento que han sufrido los carburantes en los últimos 17 años, casi un 100 % el precio del litro.

Satse Castilla y León también espera que ese incremento se lleve a efecto lo antes posible para paliar el coste que soportan las enfermeras y enfermeros por el uso de su vehículo propio a la hora de prestar la asistencia sanitaria a lo que hay que sumar el mantenimiento y desgaste que sufren los vehículos de estos profesionales y que tienen que asumir ellos mismos.

A mayores, con la recogida de firmas el Sindicato de Enfermería Satse pretende que la Consejería de Sanidad convoque el Fondo de compensación de daños por accidente en los vehículos particulares utilizados por los profesionales durante su jornada de trabajo. La partida presupuestaria dedicada a este Fondo nunca se ha suspendido, pero Sanidad lleva diez años sin convocarlas y son los propios enfermeros y enfermeras los que tienen que asumir la totalidad de los gastos que se producen cuando, durante los desplazamientos para atender a un paciente, sufren un accidente de tráfico.

 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba