fbpx
Economía

La forma barata y natural para climatizar una vivienda

Se trata de los llamados pozos canadienses, una suerte de geotermia

Los elevados precios de la energía han llevado a tomar medidas de ahorro energético, e incluso al cambio del modelo de climatización de las viviendas. Uno de los que está ganando protagonismo son los llamados pozos canadienses, un ejemplo de geotermia sencillo, barato y natural. 

La geotermia se ha convertido en una de las opciones de climatización más baratas y eficientes, y su funcionamiento consiste en el aprovechamiento de la temperatura del subsuelo.

Uno de estos ejemplos son los conocidos como pozos canadienses o provenzales, cada vez más demandados por los consumidores para calentar y enfriar sus viviendas.

Dichos sistemas están formados por tuberías que se instalan debajo de las casas y que se conectan con ellas para calentarlas en invierno y enfriarlas en verano.

Esto se debe a que la temperatura del subsuelo es más estable que la de la superficie. Así, el aire que se acumula en estas tuberías es más caliente que el de la vivienda en invierno, mientras que en verano sucede lo contrario.

Pese a que su instalación es más barata y sencilla si se hace al construir la vivienda, también puede hacerse a posteriori.

Una vez en funcionamiento, no se requiere ningún consumo de energía eléctrica, por lo que el único gasto que supone es el de instalación.

Además de mejorar la eficiencia energética del inmueble y reducir el gasto en energía, en algunos casos incluso puede evitarlo por completo.

Tal y como indican las estimaciones, a profundidades de entre 15 y 20 metros se puede obtener una temperatura constante todo el año.

A pesar de ello, a 3 metros ya se encuentran valores considerados como ‘temperaturas confort’ en una vivienda, es decir, entre 18° y 24°.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba