fbpx
Economía

CyL ya supera el PIB previo a la pandemia

La economía regional crece un 3,1% en el tercer trimestre

La economía de Castilla y León creció un 3,1 por ciento en el tercer trimestre del año, lo que permitió a la Comunidad superar el nivel de PIB anterior a la pandemia, hasta el 102 por ciento exactamente, cuando España sólo alcanzó el 80 por ciento.

Ical.- No obstante, se produjo un “deterioro” en el crecimiento, ya que en los tres meses anteriores la Comunidad avanzó un cinco por ciento, y la previsión es que se siga mermando el dinamismo durante los próximos meses.

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, que presentó los datos de Contabilidad Regional del tercer trimestre, destacó que este crecimiento permite a la Comunidad superar el PIB previo a la pandemia. “Hemos recuperado el 102 por ciento de lo que perdimos durante la pandemia, estamos algo mejor que en ese momento previo a la pandemia”, dijo, aunque reconoció que el elemento negativo es que “se han desaprovechado tres años” y el dinamismo se ha contraído y seguirá esa tendencia los próximos meses

Carriedo puso de relieve que Castilla y León se convierte así en “una de las primeras autonomías” en recuperar sus niveles de PIB prepandemia y se sitúa “claramente por encima de la media nacional”, aunque España crecerá a mayor ritmo que la Comunidad este año. En este sentido, recordó que Castilla y León perdió el 7,2 por ciento de su PIB en 2020, en 2021 había recuperado el cinco por ciento y este año “la totalidad”, mientras que España vio como desaparecía el 11,3 por ciento de su producción, por lo que tardará más en recuperar todo lo perdido.

Carlos Fernández Carriedo incidió, no obstante, en que el último trimestre de este año y el primero del que viene serán complicados, y recordó que la previsión para este ejercicio está en el 3,3 por ciento (4,9 por ciento inicial) y para el que viene se prevé un porcentaje de menos de la mitad, 1,6 por ciento. “El deterioro es evidente”, dijo, para expresar que “no se puede descartar un escenario de recesión los próximos meses”.

El consejero analizó la evolución de los diferentes sectores y achacó el dato del tercer trimestre a los servicios, la construcción y la industria manufacturera y, del lado de la demanda, al consumo interno y a la formación bruta de capital fijo (inversiones). Del lado negativo, situó al primario y al suministro de energía, así como a la aportación del sector exterior, en negativo.

Carriedo precisó que el VAB de la industria descendió en el tercer trimestre del año un 2,3 por ciento frente al aumento del periodo anterior (0,2 por ciento). Entre las ramas industriales, las manufactureras se incrementaron un 0,9 por ciento en este trimestre ( por debajo del 1,3 por ciento en el periodo precedente), mientras que el suministro de energía eléctrica registró un importante descenso en este trimestre.

El titular de Economía y Hacienda también concretó que el sector de la construcción anotó una variación interanual del 3,2 por ciento en el tercer trimestre de 2022, una décima más que en el anterior. Por último, expuso que el VAB del conjunto del sector servicios registró en el tercer trimestre del año un crecimiento interanual del 5,6 por ciento, inferior al observado en el segundo trimestre (7,6 por ciento), debido fundamentalmente a un peor comportamiento del comercio, transporte y hostelería, las actividades financieras y de seguros y las inmobiliarias.

El consejero también explicó que se detectó una menor contribución positiva de la demanda interna al crecimiento del PIB, que pasó de 3,8 a 3,3 puntos porcentuales en este trimestre. La contribución del sector exterior, dijo, pasó de 1,2 a menos 0,2 puntos porcentuales en este periodo, donde las exportaciones aumentaron menos que en el trimestre anterior y las importaciones totales se aceleraron.

Carriedo también precisó que el gasto en consumo final creció un 3,2 por ciento en este tercer trimestre, menos que en el trimestre anterior (3,8 por ciento), resultado del menor crecimiento del gasto en consumo final de los hogares (2,9 por ciento frente al 3,8 por ciento del anterior periodo), dado que el gasto de las administraciones públicas registró una variación interanual superior a la del segundo trimestre (3,9 y 3,6 por ciento, respectivamente). En cuanto a la formación bruta de capital (inversión), anotó una variación del 3,2 por ciento en este trimestre, por encima del periodo anterior (2,8 por ciento), donde creció más la inversión en bienes de equipo y se desaceleró el componente de construcción.

En concreto, la inversión en bienes de equipo se incrementó un 3,8 por ciento interanual (1,7 por ciento en el periodo precedente); y en construcción registró en este periodo un aumento del 2,5 por ciento (3,8 por ciento en el trimestre anterior).

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba