fbpx
LocalPortada

Para que el recibo de la luz no te maree

La Escuela de Consumo del Ayuntamiento de Salamanca explica la factura eléctrica y ver qué te conviene

Quien más, quien menos ha sufrido el traume de intentar entender el recibo de la luz y desistir, resignándose a mirar la cifra total ¿Somos conscientes de lo que estamos pagando en cada factura? Para resolver estas y muchas dudas más, Ana Panchuelo, informadora de consumo y Ana Hidalgo, directora de OMIC, han impartido en la Asociación ZOES un taller gratuito para comprender las facturas eléctricas.

La factura de la luz es un documento de emisión obligatoria, debe ser recibido por todos los consumidores de manera gratuita En el caso de Salamanca, la distribuidora siempre es Iberdrola, sin embargo, el contrato puede ser con otra compañía, que es comercializadora, la que emite los recibos. Su nombre aparece en el lateral de la factura o arriba.

Tipos de mercado

A la hora de contratar una tarifa de la luz se puede optar por el mercado regulado y el mercado libre. Dentro del mercado regulado únicamente existe una tarifa conocida como PVPC, que es el precio de mercado de la luz. Esta también se distribuye en tres franjas horarias.

Por un lado la franja de periodo punta, de 10.00 a 14.00 y de 18.00 a 22.00, es el más caro porque es cuando más utilizamos la luz. El periodo llano, de 8.00 a 10.00 y de 14.00 a 18.00 y de 22.00 a 00.00, lo que sería el precio medio .Y por último el periodo valle, desde las 00.00 de la noche hasta las 8.00 de la mañana, supuestamente el más barato. Además, el mercado regulado tiene prohibido incluir paquetes de servicios adicionales.

Estas franjas no se incorporan al mercado libre porque es un contrato negociado con la comercializadora que tiene sus propias ofertas. En él, el cliente contrata un tipo de tarifa con la comercializadora.

Dentro del mercado regulado se han aplicado los suministros mínimos vitales y los suministros esenciales. Estos dependen de si tenemos el bono social.

Qué pasa si no pagas

Ana Panchuelo explica que “si no se paga por cualquier razón y hacen un requerimiento de pago si tenemos el descuento del bono social no pueden cortar el suministro hasta el 31 de diciembre de 2022 porque está prohibido. Desde el primer requerimiento de pago hasta cuatro meses después te aplican el suministro mínimo vital, en el que te reducen la potencia contratada».

«Si pasan los cuatro meses y no hemos pagado tienen que seguir analizando si en esa casa hay problemas económicos, si hay personas vulnerables económicamente, hay menores de 16 años, personas cuya vida dependa de la electricidad, alguien con discapacidad… no pueden cortar”, agrega.

Los conceptos de la factura

Hay varios conceptos en nuestra factura de la luz. En primer lugar aparece el periodo de facturación, los días que han cobrado de luz. No siempre son mensuales, existe la posibilidad de que en un mismo periodo hayan facturado dos meses.

En la segunda página de la factura aparece el término de potencia, es decir, el importe fijo que hemos contratado, la potencia que tenemos acordada. Ante esto Ana Hidalgo señala que “hemos notado que la mayor parte de los ciudadanos tiene contratada más potencia de la que necesita. La empresa que distribuye la energía es IDE, la página web de esta empresa permite descargar una aplicación en la que se puede ver en tiempo real el consumo que hay en cada casa. Y se puede ver cuáles son los picos de consumo. Si tengo contratado 4 y estoy viendo que lo máximo de consumo son 3 sé que puedo reducir mi potencia contratada”.

Por otra parte, está el término variable, que es el consumo mensual. Otro de los elementos son los cargos normativos, destacando la financiación del  bono social y el tope precio del gas.

En cuanto a la  financiación del bono social, Ana Panchuelo explica que “los que no tenemos el bono social estamos pagando el descuento de los que sí lo tienen. Hasta este verano el bono social lo pagaban las comercializadoras, pero se fueron al juzgado y ganaron. Ahora lo pagamos entre todos. No es un importe significativo, pero es un coste que vamos a ver en nuestro recibo aunque no lo tengamos. Aparece como financiación del bono social. Va a haber facturas en las que veamos ese concepto. En el mercado regulado lo incluyen en el precio de la energía que  pagamos”.

Para saber si se puede solicitar el bono social debemos estar en el mercado regulado y  basta con llamar a la comercializadora para saber si se cumplen los requisitos. Además, hay una página que se llama bonosocial.com.es donde vienen todas las condiciones y puedes informarte.

El tope precio del gas indica de donde se está surtiendo Iberdrola Clientes para conseguir la electricidad que nos está vendiendo. Es decir, como se forma el precio de la luz. Es lo conocido como “mercado marginalista”.

Consejos de ahorro

Al finalizar el taller se han abordado una serie de consejos que pueden hacer que nuestra factura de la luz disminuya a través de pequeños gestos.

Por ejemplo, en la última página de la factura de la luz aparece un cogido QR. En él se puede  consultar y comparar las diferentes ofertas que hay y ver en función de tu consumo la oferta que más te interesaría contratar.

“Además, la factura debe incluir cuanto gastan tus vecinos para saber si tú estás pagando más o menos y ver si tu contrato es el adecuado”, añade Ana Hidalgo.

En los electrodomésticos siempre viene una etiqueta donde vienen los kilovatios que consume por hora. Es la etiqueta de eficiencia energética. Los más eficientes son los de clase A, B y C.

Finalmente, hay que tener en cuenta el consumo silencioso. El ejemplo más conocido es al apagar la televisión. Muchas veces pensamos que está apagada, pero queda una pequeña luz encendida. Eso indica que sigue consumiendo y hay que apagarlo del todo para que no siga gastando. Apagar el interruptor del televisor, no solo en el mando a distancia. Lo mismo pasa con los cargadores, que cuando no están cargando el dispositivo se deben desenchufar, porque siguen consumiendo.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba