fbpx
LocalPortada

El Ayuntamiento truca la medición de la contaminación y saca pecho

"Tenemos el mejor aire de toda España y estamos entre las mejores ciudades de Europa”, dice

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, destacó este martes que la Zona de Bajas Emisiones, que está previsto que se instaure en el centro de la ciudad, permitirá realizar obras “necesarias” en el área peatonalizada, especialmente en cuanto a actuaciones relacionadas con la accesibilidad, “casi gratis” para las arcas municipales.

Ical.- En cuanto a la presunta preocupación de los ciudadanos sobre si podrán acceder al centro con su vehículo, el primer edil quiso disipar dudas. “Que no se preocupen. Tenemos una normativa que permite entrar a los vecinos a sus garajes, a los viajeros con sus maletas, a los taxistas o lo vehículos de emergencia, eso no va a cambiar porque no tenemos problemas de contaminación, no tenemos polución, así que no tenemos que establecer restricciones como otras ciudades que tienen la nube colgando por encima de los ciudadanos”, añadió.

“Que los vecinos estén tranquilos, habrá que soportar la molestia de las obras, pero la vida cotidiana y el acceso al centro va a tener muy pocas novedades. Los vehículos tendrán que llevar pegatinas cuando así lo establezca el Gobierno, pero nosotros tenemos el mejor aire de toda España y estamos entre las mejores ciudades de Europa”, finalizó.

Los valores de contaminación son “muy preocupantes”, según un estudio del colectivo Fridays for Future, especialmente en los lugares con mayor tráfico rodado como el paseo Canalejas, ubicación donde la organización citó a los medios. Resulta que Salamanca sacó los medidores de la contaminación de las zonas donde había más tráfico y las llevó a La Aldehuela y a la zona del Carrefour, donde hay menos tráfico para que salieran niveles mínimos de contaminación.

Según recordó el regidor, esta serie de obras que “necesitaba la ciudad” se podrán realizar gracias a una “financiación privilegiada” puesto que el Ayuntamiento solo deberá asumir el diez por ciento del coste total, que ubicó en el entorno de los 6,5 millones. El resto, un 90 por ciento, será cargado a fondos europeos en el marco de la instauración de la Zona de Bajas Emisiones.

Dijo que se trata de actuaciones “muy costosas”, basadas en mejoras de accesibilidad, y que no habían sido afrontadas aún porque los responsables municipales estaban destinando los recursos a otras “aún más necesarias”.

El alcalde ejemplificó estas actuaciones incluyendo entre ellas las calles de plataforma única, con el acerado al mismo nivel que la calzada, o la ampliación de zonas verdes, lo que supondrá “un gran beneficio para los vecinos y para el Ayuntamiento”.

El alcalde rehusó establecer unos plazos para el comienzo de las obras, pero sí manifestó que la Zona de Bajas Emisiones se articulará en torno a una ordenanza. “La normativa del Gobierno establece requisitos e informes que deben ser redactados y en eso estamos trabajando. No tenemos prisa, queremos que los vecinos están informados sobre las posibilidades”, valoró.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Hace falta tener cara para hacer esas declaraciones. Lo que propone es que con la disculpa de la zona de bajas emisiones se reurbanicen varias calles con fondos europeos. Osea, usar el dinero con otro fin distinto del declarado. ¿No es eso malversación? La plataforma única no es urgente, ni siguiera prioritaria. Lo urgente ahora es combatir el cambio climático y este ayuntamiento está haciendo lo mínimo, por no decir nada, para combatirlo. Desde luego reurbanizar las calles no es ir en la dirección correcta: se producen muchos residuos y se consume mucha energía en la fabricación de cemento y pavimentos nuevos.

Deja una respuesta

Botón volver arriba