fbpx
Local

Salamanca tendrá un Espacio de Innovación Tecnológica

Se invertirán 800.000 euros y servirá para experimentar con realidad virtual

El Ayuntamiento presentó este martes el nuevo Espacio de Innovación Tecnológica Tormes (EITT), anexo al Centro de Formación y Emprendimiento Tormes+, incluido en el marco de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) TORMES+, financiado al 50% por los fondos de cohesión de la Unión Europea.

El nuevo EITT supondrá la generación de un nicho específico de actividad orientado a la experimentación de técnicas con realidad virtual, realidad aumentada y otras tecnologías como la robótica de servicios o colaborativa.

Contará con robots colaborativos de aplicación en la industria, en cualquier sector y las empresas, e investigadores tendrán la posibilidad de utilizarlos y hacer pruebas para ver el impacto en su ámbito de aplicación, pudiendo realizar simulaciones en campos como la sanidad, la educación, la arquitectura o el cine, entre otros.

El Espacio de Innovación Tecnológica Tormes, con un presupuesto de licitación de 810.301 euros y un plazo de ejecución de seis meses, se construirá anexo al Centro de Formación y Emprendimiento Tormes+, que ya costó un millón de euros, con un total de 488 metros cuadrados distribuidos en dos plantas.

Será un edificio con accesibilidad universal y energéticamente eficiente, con climatización y paneles fotovoltaicos con una potencia de 100 Kw para garantizar el correcto funcionamiento de la instalación conjunta que suponen el Centro Tormes+ y el EITT, tanto eléctrica como de acondicionamiento térmico. En el exterior, dando continuidad al edificio ya existente, se habilitará una fachada vegetal y una zona ajardinada.

En la planta baja, además de un despacho y el almacén, habrá una sala de realidad virtual y un espacio central polivalente de 225 metros cuadrados para albergar Robótica de Servicios o Colaborativa mediante diferentes actividades y trabajos basados en nuevas tecnologías cuyo objeto de producción es el manejo de información, cálculo y proceso de datos, desarrollo de sistemas informático y, en general, actividades de investigación y desarrollo.

A la sala virtual podrán acceder dos personas a la vez, pero en la simulación pueden participar además otras personas que no estén físicamente en esa sala sino que estén conectados desde otros países, por lo que las posibilidades de actividad son infinitas. Será un instrumento que podrán utilizar por todo tipo de profesionales para crear simulaciones interactivas en cualquier sector, realizar exámenes de comportamiento ante ciertas situaciones y servir de investigación para desarrollar nuevos productos.

Por su parte, en la planta superior habrá dos espacios polivalentes de 22 y 48 metros cuadrados, respectivamente, y una galería-mirador desde la que contemplar todo el potencial del nuevo Espacio de Innovación Tecnológica Tormes.

Carbayo destacó que el nuevo EITT supondrá «la generación de un nicho específico de actividad orientado a la experimentación de técnicas con Realidad Virtual, Realidad Aumentada y otras tecnologías como la Robótica de Servicios o Colaborativa. Contará con robots colaborativos de aplicación en la industria, en cualquier sector y las empresas, e investigadores tendrán la posibilidad de utilizarlos y hacer pruebas para ver el impacto en su ámbito de aplicación, pudiendo realizar simulaciones en campos como la sanidad, la educación, la arquitectura o el cine, entre otros».

El Ayuntamiento quiere posicionar a la ciudad de Salamanca «a la vanguardia de la tecnología y su aplicación en los diferentes sectores, facilitando a ciudadanos, autónomos, profesionales y empresas las puertas de acceso a entornos digitales y servicios del metaverso, mediante un proceso de formación y consultoría gratuita. Así, no sólo tendrán presencia en diferentes universos virtuales en línea, sino que también podrán mejorar la competitividad de las empresas locales y permitir su transformación».

El Consistorio quiere «convertir a Salamanca en un motor económico y de empleo abriendo las puertas hacia nuevos sectores con mercados emergentes, aprovechando todo el talento de la ciudad, con realidades como el Centro de Formación y Emprendimiento Tormes+, con casi 1.000 participantes en sus cursos y talleres el año pasado; el Centro Tecnológico de Puente Ladrillo, ya en obras; y la Incubadora de Empresas Biosanitarias, con espacio para 10 proyectos emprendedores y cuyas obras comenzarán próximamente en el Campus Agroambiental, donde también se ubicarán la nueva Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales de la USAL, la nueva sede del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (Irnasa) y el Centro de Transferencia del Conocimiento al Sector Primario promovido por la Diputación provincial. En total, cerca de 11 millones de euros de inversión».

De esta forma, añadió el alcalde, se contribuye a «convertir a Salamanca en una potencia de la industria del conocimiento ligada a las ciencias de la salud, a las tecnologías, a la economía verde y circular y al transporte logístico, dando cumplimiento al protocolo firmado por Junta de Castilla y León, Ayuntamiento de Salamanca, Diputación de Salamanca y Universidad de Salamanca».

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba