Cosas de la vidaTelevisión

¡Ahora me toca hablar a mí!

Belén Esteban siempre comienza igual. Lleva más de tres lustros utilizando la misma frase: ‘Ahora, me toca a mí’. Y lo mejor de todo es que siempre le funciona, al menos en lo que a audiencia se refiere.

 

Con esta frase empezó el programa Sálvame Deluxe en la noche del viernes. Tras estas palabras, Belén Esteban se sometió a una profunda entrevista en la que habló de los dos principales temas que marcan su vida en este momento. La ruptura con su último novio, Miguel; y su paso por Gran Hermano VIP. Telecinco consiguió tener la audiencia más alta, con casi 2.900.000 espectadores pendientes de la entrevista a la colaboradora.

Comenzó el repaso a la vida de Belén, por la sentimental. Habló sobre su ruptura con Miguel, debido a una infidelidad con una compañera de trabajo. Dejó muy claro que ya no estaba con él, pero no le guardaba ningún rencor debido a que durante el último año y 5 meses que estuvo con él se había portado muy bien con ella y con su hija Andrea. Otra vez Andrea, que ya forma parte de nuestra imaginería popular. ¿Quién no ha dicho: ‘Por Andrea MA—-TO? o ¡Andrea cómete el pollo!

Después habló sobre su paso por la casa más conflictiva de la televisión, diciendo que no se sentía muy orgullosa de la Belén que residía en Gran Hermano, afirmando que Gran Hermano ya había pasado y que volvería a ser la de antes.

Sus compañeros de programa fueron pasando uno por uno dándole su opinión sobre Gran Hermano, acercando posturas con muchos de ellos, y con otros no tanto.

Cabe destacar que durante la realización del programa salió el nombre de Kiko Rivera, por unas declaraciones sobre Sálvame en las que arremetía contra el formato y el presentador, a lo que Jorge Javier respondió: “Kiko Rivera me parece un ser despreciable”.

Por José Ángel García Gallego

Mostrar más


Noticias relacionadas

Botón volver arriba