Aprende a ser feliz

Tu familia es única

Sabes de dónde viene el término familia?
El término familia viene del latín “Famulus”, con él se designaba al conjunto de siervos y esclavos a las órdenes del “pater familias” (Padre de familia). Más tarde, en este término se incluyó a la esposa y a los hijos del mismo, vinculándose la palabra a la raíz “Fames” (Hambre). Así, se consideraba familia al conjunto de personas que se alimentaban juntas en una misma casa y a las que el “pater familias” tenía la obligación de alimentar.

Acercándome a la etimología de la palabra, con la curiosidad como motor, la familia sería el lugar en el que recibes alimentos, cuidados y subsistencia. Pero el término familia no se queda ahí, va mucho más allá de la propia etimología y de las atribuciones sociales, religiosas y culturales que se le han ido asignando a lo largo de la historia.

Para mí, la familia es un término que engloba muchísimo más: raíces, seguridad, cuidados y, sobre todo, amor. El Amor es el pilar infalible que arropa, acoge, acompaña y transmite.

Ser familia implica compromiso, crecimiento, respeto y cariño; teniendo en cuenta las diferencias de cada uno de sus miembros.

Por todo ello, la familia es el lugar donde se dan los sentimientos más maravillosos y a veces también los más amargos. Porque lo importante no es vivir juntos, sino estar unidos.

Lo que he descubierto en mi camino de observación y vivencia de este, para mí, maravilloso término, es que la FAMILIA es algo grande que abarca a las personas y a sus relaciones.

El hecho de nacer nos coloca en una familia, sin embargo, crear familia depende de nosotros y crecer como familia implica mucho más que el simple sustento o la tenencia de cosas materiales para subsistir; implica sentirse parte de algo más grande que nosotros mismos, donde aportar y recoger, donde ser generosos y agradecidos, donde compartir.

Nadie viene al mundo con un libro de instrucciones sobre cómo crear una familia, pero todos, desde nuestro sentir más profundo sabemos muy bien qué significa tener una familia y qué cosas queremos en la nuestra.

No existe ninguna familia igual a otra como no existen dos personas iguales, esta característica de ser única, la hace especial y maravillosa.

Desde aquí hoy os dejo varias preguntas de reflexión:
¿Con quién me siento familia?
¿Cómo quiero que sea mi familia?
¿Qué puedo hacer para conseguirlo?

María Rosa Benito
Coach de Familia
Si quieres seguir leyendo sobre coaching, inteligencia emocional, Liderazgo puedes visitarnos en la Universidad de la Felicidad.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba