Aprende a ser feliz

¿Qué es el Índice Glicémico?

Hoy me gustaría hablarte del “Índice Glicémico” de los alimentos, ¿Conoces de qué se trata?

Es un concepto muy antiguo dentro del mundo científico del cual se ha comenzado a hablar bastante en los últimos años, puesto que juega un rol fundamental para nuestra salud y bienestar.

Consiste en la capacidad que tiene un alimento de subir la “glicemia”, es decir, la cantidad de azúcar en sangre. Mientras más sea ésta capacidad, mayor será su índice glicémico.

¿Cuáles crees que son las consecuencias de un rápido aumento del azúcar en sangre?

La principal consecuencia es que nuestro Páncreas, órgano encargado de regular nuestros niveles de azúcar, sufre un sobre esfuerzo cuando nuestra glicemia sube repentinamente, puesto que tiene que trabajar mucho más rápido de lo normal para liberar más insulina, hormona encargada de avisar a nuestras células que deben absorber la cantidad extra de azúcar en sangre (puesto que existen niveles normales, y cuando estos niveles aumentan todo nuestro cuerpo se moviliza para volver a la normalidad).

Si a nuestro Páncreas continuamente le generamos este sobre esfuerzo, al cabo de un tiempo ya no será capaz de compensar tan rápidamente los niveles de azúcar en sangre, con lo que cual podemos desarrollar una Resistencia a la Insulina, que si no se trata correctamente puede pasar a una Intolerancia a la Glucosa, la cual con el paso del tiempo puede llegar a Diabetes.

Junto a lo anterior, al aumentar tan bruscamente los niveles de glucosa activamos el tejido graso que se encuentra principalmente en nuestra zona abdominal, al activarlo se produce una mayor acumulación de grasa en esta zona, y por lo tanto comienza a crecer nuestro “michelín”, consecuencia que comenzamos a captar rápidamente.

Por lo tanto, un gran paso que puedes comenzar a dar para acercarte al equilibrio y bienestar es elegir alimentos con bajo índice glicémico, como por ejemplo:

  • Alimentos integrales, como: Cereales integrales, pan integral, arroz integral, pasta integral, avena, salvado de trigo. Evitar cereales refinados y procesados, como por ejemplo: pan blanco, arroz blanco, pasta blanca, entre otros.
  • Verduras en general, a excepción de aquellas que contienen mayor cantidad de azúcar, como betarraga, zanahoria cocida, cebolla, maíz, habas, guisantes, calabaza, te recomiendo moderar su consumo
  • Frutas como: Berries (estos son llamados frutos del bosque y corresponden a las frambuesas, frutillas, moras y arándanos), fresas, manzana, melocotón, albaricoques, pera, naranja, kiwis, nísperos, cerezas, mandarinas, nectarinas, etc. Evitar frutas tropicales y plátano/bananas.
  • Edulcorantes naturales, como Stevia y Sucralosa. Evitar el azúcar en cualquiera de sus formas (azúcar de mesa, pasteles, chocolates, etc.).

¡Espero que este post te sea muy útil! Y si tienes alguna duda escríbeme.

Un abrazo.

Fran Sabal
Health Coach

Si quieres seguir leyendo sobre coaching, inteligencia emocional, Liderazgo puedes visitarnos en la Universidad de la Felicidad.


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba