General

Reality bites

Acéptalo, no hay otra. No tienes ni idea de la realidad real. Es más, quizá ni exista. Tú, como todo humano que comparte espacio y tiempo contigo (defínelo tú) te estás inventando absolutamente todo. Es un charco muy grande como para hacer un tratado en 491 palabras. Continúa tú tras el punto y final de este texto.
Te lo inventas todo, insisto. ¿Por qué? Porque tú tienes unos sensores llamados sentidos que reciben información o estímulos totalmente neutros y tú, con lo que te han ido contando desde la misma cuna has ido aprendiendo a darle un sentido positivo o negativo. Tú.

Hay quien defiende (personalmente acepto este argumento) lo que te contaba antes, que los sentidos son los encargados de recibir información del mundo. Sin contar con el más importante, el sentido común, disponemos de 5 que sintetizaremos en 3 grupos y que denominaremos sistemas representativos de la realidad. El visual, la capacidad de recordar, crear y transformar imágenes, el auditivo, exactamente lo mismo pero con sonidos y por último el kinestésico, que se centraría más en las sensaciones corporales, el tacto, el olor, el sabor…

Estas teorías vinculan también un reflejo postural y un uso concreto de ciertas expresiones según cual sea el sistema representativo dominante en cada individuo. Así, alguien “visual” tendrá una postura corporal rígida, hará movimientos marcadamente verticales, hablará deprisa y quizá de manera atropellada o entrecortada y con tono agudo. Su lenguaje estará repleto de referencias al sentido de la vista: A ver, mira, acláramelo, está todo muy negro o la vida es de color de rosa, a primera vista…

Los “auditivos” utilizarán expresiones del tipo me suena, algo he oído, dar la campanada, hacerse eco, escúchame…El tono corporal será moderadamente distendido, su voz será medida, profunda y con un timbre adecuado, respirará de manera también profunda y extendida…

Finalmente, si eres “kinestésico” mostrarás una gran distensión corporal, acompañarás tus palabras con movimientos que se convertirán en toda una coreografía, hablarás lenta, pausadamente y desde los sentimientos. Hablarás con el corazón en la mano, te tomarás las cosas a pecho, tus tareas serán pesadas o livianas pero siempre te dejarás la piel y ciertas cosas te olerán a chamusquina.

¿Y esto para qué sirve? Existe una herramienta muy muy básica en coaching llamada“Rapport”. Tranquilidad que no hay que coger apuntes. Sería el WIFI que permite conectarnos con otra persona, creando una atmosfera de comodidad y entendimiento mutuos, alejada de juicios y prejuicios. Conoces perfectamente esa magia. Y sabes utilizarla. Es la que te sujeta a la gente que te gusta, la que te empuja a hablar, a compartir, a no irte…

Descubrir y manejar estos códigos te reportará el mismo resultado que obtiene quien habla inglés en Liverpool, francés en Burdeos o Alemán en Berlín. Entenderse.

No dudes ni por un momento que inconscientemente emites mucha más información sobre ti de la que imaginas. ¿Te suena el concepto neuromarketing?

Más información en: moveyourself-coaching.com


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba