Aprende a ser feliz

4 claves para entrenar las emociones antes de una entrevista de trabajo

¿Cómo gestionas tus emociones en una entrevista de trabajo?

Como todos sabemos, los deportistas en general y más aún los de élite, tienen una disciplina de entrenamiento diario, para lograr buenos resultados en los deportes a los que se dedican, además a través de ese entrenamiento, logran conocer y reconocer sus talentos, fortalezas y áreas de mejora.

La clave es mantener plena consciencia de cuáles son aquellos comportamientos, acciones, expresiones que al ejecutarlas limitan o por el contrario, potencian su rendimiento en el alcance de su objetivo, sea una marca, disminuir un centímetro en el salto, alcanzar una pelota, etc, un simple movimiento, si es erróneo les impide lograrlo, o si es el adecuado, les lleva al logro. Así que todos los días entrenan para lograr un control con exactitud y consciencia en el momento que ejecutan la acción.

Una entrevista de trabajo es una de las pruebas más importantes de tú vida, tomarla a la ligera es tanto como si un deportista fuera a competir sin el entrenamiento o un estudiante se presentara a un examen, sin haber estudiado.

En una entrevista, es clave el manejo de las emociones frente al entrevistador, me atrevo a afirmar que es un 80% o más la importancia y ese es el motivo por el cual debes entrenarlas, además, que es una gran oportunidad para tú desarrollo personal en otros aspectos generales de la vida.

¿Qué hacer entonces para entrenar las emociones y lograr llegar frente al entrevistador con naturalidad, sinceridad, control y con la expresión verbal y no verbal adecuada? Te sugiero seguir estas 4 acciones:

    1. Identifica tus miedos. Esa sensación de vacío que sientes en el estómago antes del momento de la entrevista, sudoración en las manos y el pensamiento de incertidumbre cómo será esto, qué pasará, todas esas sensaciones poco agradables que generalmente, se deben a miedos, al fracaso, a que no seas el seleccionado, a que otro lo haga mejor que tú, a no saber responder, a hablar porque eres tímido, etc.
    2. Haz una lista de todas las fortalezas que crees puedes poseer para el cargo en cuestión, así como de tus debilidades, para ello ten en cuenta tú formación, toda tú experiencia, tus logros, tus fracasos, que en el pasado has ejecutado en tus trabajos.
    3. Por cada entrevista en la que participes, toma nota de las preguntas, situaciones, comportamientos, actitudes, sentimientos que has tenido y se han dado durante el tiempo que has permanecido allí.
    4. Deja fluir frente a tu entrevistador siempre, los mejores sentimientos, y eso lo consigues antes de la ir la entrevista, con sensaciones de agradecimiento, de amistad, de empatía, de ilusión, de alegría, de sonrisa, de apertura, confianza. Todas esas positivas emociones deben fluir de manera consciente, sabiendo y consintiendo que eres capaz de manifestarlas y expresarlas

Está claro que frente al entrevistador debes ser tú. Entrenar las emociones es sencillamente un paso para tú crecimiento y desarrollo emocional, porque aprender a reconocer cuándo y en qué momento afloran tus emociones, frente a qué situaciones, es muy importante para lograr un manejo efectivo de ellas de tal manera que antes que te limiten conectar con tu entrevistador, te faciliten y permitan una conexión positiva.

Como los deportistas, para conseguir esta gestión emocional se requiere disciplina, actividades diarias que permitan cada día conocernos un poco más y poder gestionar de una manera efectiva tus emociones.

María Vaquero

Coach Universidad de la Felicidad.

Si quieres seguir leyendo sobre coaching, inteligencia emocional, Liderazgo puedes visitarnos en la Universidad de la Felicidad.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba