CulturaGeneral

Me parece que esta Semana Santa sí leo…

12736738_10208903639376478_381835059_o copia¿Sí? Tal vez estés harto de frases con mensaje que, sin ningún tipo de pudor, te recuerdan que tu momento de abrir un libro ha llegado. Estos días previos a las vacaciones puedes ir eligiendo texto. Aquí sólo te damos algunas pistas… eso sí, poco convencionales.

 

 

Si esto ha hecho mella en ti
selfies

 

 

 

 

 

 

 

 
O presientes que te va a acompañar un cielo nublado…
mal tiempo libros
…la lectura, efectivamente, puede rescatarte de alguna tarde gris. Mira qué te sugerimos para que empieces a convencerte de que sí, leerás en Semana Santa algo más que el facebook.

 

 

elogio del caminarElogio del caminar, David Le Breton

Sólo con el inicio de este pequeño gran libro, sabio y contundente, el lector puede imaginar el contenido que vive en él, paseante de palabras y sugerencias:

«El caminar es una apertura al mundo. Restituye en el hombre el feliz sentimiento de su existencia. Lo sumerge en una forma activa de meditación que requiere una sensorialidad plena. A veces, uno vuelve de la caminata transformado…»

Y hasta aquí puedes leer… de momento. Si te decides por el Elogio del caminar, Ed. Siruela has de saber que estás ante un texto delicado y cuidado en extremo, que te sumergirá en la literatura y en el andar (desde luego), y que pedirá de ti un cierto ejercicio de detenimiento. Todo menos trivial.

 

Ante todo no hagas daño, Henry MarshAnte todo no hagas dan?o_135X220

Vaya título, ¿eh? El contenido es muy posible que ni te lo imagines. Henry Marsh es un neurocirujano británico que le ha dado este nombre a sus memorias, publicadas ahora por Salamandra. El libro se vende como rosquillas, al parecer, por su desnudo testimonio de esta especialidad médica, un modo de entender las operaciones ‘a cerebro abierto’ desde la más absoluta honestidad.

Marsh, en una de las entrevistas promocionales de su obra, aseguró lo siguiente en referencia al conocimiento científico actual sobre la mente humana: «No hemos más que rasgado en la superficie, y creo que así seguiremos durante mucho, mucho tiempo».

El médico que se enfrenta a intervenciones quirúrgicas de aúpa no es un héroe: es sólo un hombre que no mira en el interior de la cabeza de otro buscando pensamientos. «Mis ojos (dice) sólo ven materia».

Como intuyes ya, estás ante un libro soprendente.

Cubiertabiografia.inddBiografías del Silencio, Pablo d’Ors

El subtítulo de esta joyita menuda (por lo pequeño del formato) es «Breve ensayo sobre meditación». Y se trata de eso: una guía sobre las ventajas del tan traído y llevado proceso de meditar. ¿Para qué hacerlo? ¿Para qué esos instantes de silencio? ¿Son útiles de verdad? A éstas y a otras preguntas responde el autor que, para empezar, se confiesa ante sus lectores del siguiente modo:

«Durante los primeros meses meditaba mal, muy mal; tener la espalda recta y las rodillas dobladas no me resultaba nada fácil y, por si esto fuera poco, respiraba con cierta agitación»
Es muy posible que, si lo has intentado, molestias de este ‘pelo’ te resulten familiares. O también eso que d’Ors llama «inquietud mental». El libro es curioso, fácil de leer, práctico, cercano. Y te deja frases que, sí (discutibles o no), son para meditar. Frases como ésta:

«Vivir demasiadas experiencias suele ser perjudicial. No creo que el hombre esté hecho para la cantidad sino para la calidad»

**Las sugerencias lectoras se han confeccionado con la ayuda de la librería Letras Corsarias


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba