Local

Los motoristas salmantinos cumplen la ley

Casi todos los conductores y acompañantes de motocicletas y ciclomotores salmantinos cumplen la Ley de Tráfico cuando circulan por la capital, tal y como se desprende de los controles específicos llevados a cabo la semana pasada por la Policía Local de Salamanca. Tan solo cuatro motoristas fueron denunciados: en los cuatro casos, por haber caducado la verificación de la inspección técnica (ITV) de sus vehículos.

 

La campaña especial de control sobre motocicletas y ciclomotores se ha llevado a cabo a cabo entre los pasados días 19 y 23 de mayo y consistió en la realización de controles preventivos en distintas ubicaciones, sin perjuicio de la vigilancia normal que se realiza durante todo el año. En total fueron controlados y supervisados 133 vehículos de dos ruedas.

Esta iniciativa se ha efectuado en colaboración con la Dirección General de Tráfico y en cumplimiento de las operaciones de vigilancia y control para el año 2014, con el objetivo de aumentar los niveles de seguridad en los vehículos de dos ruedas.

La campaña ha consistido tanto en la realización de controles preventivos, como en operaciones de vigilancia sobre los movimientos de las motocicletas. La campaña ha ido más allá de del fomento de la utilización del casco protector, ya que se realizaron controles preventivos tanto de velocidad y adelantamientos antirreglamentarios como de alcohol y drogas, así como inspecciones sobre las condiciones técnicas de los vehículos y su documentación, seguros y matriculación.

Aumento del parque

La importancia de este tipo de operaciones especiales resulta fundamental ante el notable incremento del parque de motocicletas, que ha crecido un 88% en los últimos once años. En cuanto a las víctimas, los datos comparativos del número absoluto de víctimas sobre vehículos de dos ruedas continúan reduciéndose apreciablemente en los últimos años, pero contrastan todavía con la más marcada tendencia decreciente del número absoluto de víctimas de turismos. La motocicleta es un vehículo especialmente vulnerable. El riesgo de morir es accidente de tráfico es 17 veces mayor en moto que en coche.

Los agentes locales han informado en estos controles a los motoristas y a los acompañantes de las ventajas de los diferentes dispositivos de seguridad, especialmente del casco. Los policías locales encargados de la vigilancia del tráfico pueden proceder a la inmovilización de cualquier vehículo cuando, como consecuencia del incumplimiento de la Ley de Tráfico, pueda derivarse un riesgo grave para la circulación. En este sentido, se considera riesgo grave la conducción de un ciclomotor o motocicleta sin casco homologado, además de imponerse la sanción correspondiente, que asciende a 200 euros

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba