LocalSucesos

El Mamarruto muere en la calle

El Mamarruto, uno de los más conocidos delincuentes  de la crónica negra salmantina, famoso en los años 80 y 90 por su brutalidad, apareció muerto este miércoles junto a su casa, en Pizarrales.

 

Su cuerpo fue hallado sin vida sobre la acera de la calle Ónice, y la autopsia deberá confirmar si ya estaba muerto al desvanecerse o perdió la vida al golpearse.

El Mamarruto tenía 70 años y un estado de salud muy deteriorado por su heridas de ‘guerra’, así como el abuso del alcohol y las drogas.

En 2003 cometió su última fechoría, una cuchillada mortal a un hombre con el que estuvo de borrachera toda la noche y hasta que lo acuchilló en el soportal de la Plaza Mayor, en la plaza de Poeta Iglesias, a las tres de la tarde del 17 de febrero de 2003. La víctima falleció tras cuatro meses en la UVI.

Ciudadano de pésima conducta, la Policía lo detuvo entre los años 1973 y 2003 un total de cincuenta veces por todo tipo de hechos delictivos, con predomino de los violentos, habiéndole condenado los tribunales hasta en veintisiete ocasiones por delitos diversos.

Fue adicto a la heroína y cocaína y era habitual consumidor de alcohol a veces de forma abusiva, a pesar de que en ocasiones se sometió a tratamientos de desintoxicación, padeciendo a consecuencia de ello un trastorno de personalidad psicopática que disminuía levemente su capacidad de inhibición y voluntad para controlar su impulsividad.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba