Cosas de la vida

Muere el niño terrible de la moda española

 

Un año ha durado desde que le detectaran el cáncer que padecía y unos meses tras despedir a su alma gemela, Bimba Bosé, víctima también del cáncer
David Delfin ha muerto, pero como se dice siempre de los genios, su legado permanecerá. Se ha ido demasiado joven, sólo tenía 46 años y muchos dibujos, patrones, costuras y remates por hacer.

Deja en la memoria colectiva trajes imposibles, de los que dan que hablar o lo que es lo mismo: moda en estado puro, de la que luego se escogen pequeños detalles que son los hit de esa temporada. Lo dicho: nos deja un genio de la costura, un irreverente con la tijera y la aguja y un señor en la industria, que no siempre lo comprendió.

Diego David Domínguez González nació en Ronda en 1970 y David Delfín, en Madrid en 2001. La pasarela de Cibeles vivió con emoción el nacimiento de su diseñar del siglo XXI. Ese día vino al mundo un provocador, un soñador y un visionario de la moda. Ha dejado un legado de cortes limpios y formas precisas, donde el blanco y el negro dominaban, como dominan la vida misma.

Como todos los grandes, David Delfín era un filósofo. Aquí dejamos algunas de sus freses: «Me parece poco elegante rendirse». «Me interesa la superficie de lo profundo y lo profundo de lo superficial». “La creatividad se agarra a cualquier superficie”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba