Opinión

¿Vamos contracorriente? / Countercurrent?

 

Traigo a colación una frase que un directivo de la empresa para la que trabaja en ese momento me dijo: “Cuando las cosas van mal debemos recortar gastos superfluos antes que bajar los salarios y despedir al personal”. No lo he olvidado nunca. Esta persona fue consecuente con lo que dijo y, en aquel momento, eliminaron las tarjetas de empresa, redujeron el parque de vehículos a disposición de los trabajadores, restringieron los gastos en comidas de empresa o negocios, jubilaron anticipadamente con cargo al plan de pensiones que la empresa pagaba a sus trabajadores. Estas fueron las acciones más inmediatas que recuerdo tras el descenso de actividad después de 1992.

 

La justificación que me dio fue, también excepcional, si despides a los trabajadores pierdes eficiencia y eficacia para cualquier repunte de la actividad, lo que hace que pierdas calidad y competitividad, amén del riesgo de no recuperar personal con un profundo conocimiento de los métodos de trabajo de la empresa que otros nuevos tardarán mucho en alcanzar.

No soy economista. Seguro que muchos estarán más preparados para tomar decisiones en tiempos de crisis y tendrán propuestas contrarias o diferentes, pero no le falta razón.

Mi experiencia me ha demostrado que hay muchos caminos (estrategias) para resolver los problemas. La competitividad tiene mucho que ver con la eficacia y la eficiencia, formas de disminuir los costes de producción sin afectar las condiciones de los trabajadores.

Así pues, mejoremos las capacidades y habilidades de los trabajadores, optimicemos los procesos y procedimientos, aportemos los recursos necesarios para conseguir los objetivos. Todo ello puede mejorarse y conseguirse a través de los sistemas de gestión los cuales nos permiten tener la información necesaria y definir las metodologías para aumentar la competitividad. Además, con la creatividad, la información, estrategia, la planificación, los métodos y la habilidad para la ejecución, seremos más competitivos.

“Los economistas verdaderos no hablan de competitividad.” (Paul Samuelson) 

Countercurrent?

I bring up a sentence that a manager of the company where I worked for at that time, told me: «When things go wrong we must cut superfluous expenses before lowering wages and laying off staff.» I have never forgotten it. This person was consistent with what he said and, at that time, they eliminated business cards, reduced the number of vehicles available to workers, restricted expenses in business meals, early retirement from the pension plan that the company paid its workers. These were the most immediate actions I remember after the decline in activity after 1992.

The justification you gave me was, also exceptional, if you dismiss workers lose efficiency and effectiveness for any recovery of activity, which causes you to lose quality and competitiveness, in addition to the risk of not recovering personnel with a deep knowhow that new workers will take a long time to reach.

I am not an economist. Surely many will be better prepared to make decisions in crisis time and will have opposing or different proposals, but heis notlack of reason.

My experience has shown me that there are many ways (strategies) to solve problems. Competitiveness has much to do with efficiency and effectiveness, ways of reducing production costs without affecting the conditions of workers.

Thus, improve the skills and abilities of the workers, optimize the processes and procedures, provide the necessary resourcesto achieve the goals. All this can be improved and achieved through the management systems which allow us to have the necessary information and define the methodologies to increase the competitiveness. In addition, with creativity, information, strategy, planning, methods and the ability to execute, we will be more competitive.

«Real economists do not talk about competitiveness.» (Paul Samuelson)

Más información: GESPROSAL


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba