Local

Los profesores contratados de la Usal critican el reparto de plazas

Los profesores laborales de la Universidad de Salamanca aseguran que el sistema de reparto de las plazas les parece «injusto, único en España en su complicación innecesaria» y denuncian «la imposibilidad de comunicación con el actual rectorado».

 

Han ofrecido alternativas y han mostrado los «agravios y situaciones arbitrarias generadas por el sistema propuesto por el vicerrectorado de profesorado», pero a pesar de ello lamentan la «inexplicable insistencia de éste por imponerlo».

Tras los recortes que empezaron en 2012, las universidades españolas arrastran lo que consideran «una degradación de la plantilla que se ha traducido, en el caso de la Usal, en una cantidad de interinos preocupante y en fuertes restricciones en la promoción del personal laboral fijo».

Estos dos colectivos, interinos y laborales con contratos indefinidos, han hecho una propuesta conjunta ante el malestar generalizado que provocó la convocatoria de plazas del curso pasado y «las incongruencias» del sistema de reparto de la tasa de reposición para cubrir las jubilaciones y bajas definitivas del personal docente.

Afirman que se han encontrado «con la negativa más cerril del vicerrectorado. Incluso habiendo reconocido fallos en el sistema de reparto, el vicerrectorado se niega a dar marcha atrás a lo que ha sido considerado por muchos de los trabajadores como un sistema que, lejos de premiar la excelencia, se ha convertido en una lotería impropia de una institución pública».

Los trabajadores denuncian el «disparate» de establecer tres vías de acceso a la promoción y estabilización, «confundiendo estos dos conceptos en un sistema ambiguo y perverso».

Entre las vías de acceso a estas plazas se encuentra la antigüedad en la acreditación nacional a los cuerpos docentes (único criterio objetivo según todos los sectores afectados), la estructura de la plantilla (necesidades docentes en distintas áreas y departamentos), y méritos preferentes de los candidatos.

Afirman que la vía de méritos preferentes «duplica las evaluaciones ya obtenidas por los candidatos, vuelve a evaluar a un profesorado que ha sido ya acreditado en las agencias estatales destinadas a tal efecto. Esta doble evaluación ha sido objeto de impugnaciones y denuncias por parte de varios profesores en la convocatoria anterior».

Añaden que esto «se produce en un contexto de superávit declarado por el propio Rector en numerosas ocasiones, y después de que la Usal haya invertido grandes cantidades de dinero en infraestructuras y eventos culturales. Igualmente se da la circunstancia de que el personal docente e investigador en la Comunidad de Castilla y León es el peor remunerado entre las universidades españolas. Por todo ello, los colectivos afectados no entienden el empeño de este rectorado por mantener unos criterios que son mayoritariamente rechazados».


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba