Local

Caritas denuncia que se ha naturalizado la pobreza

 

«El gran mal es que hemos naturalizado la pobreza y la exclusión y, como dice el Papa Francisco, hay población descartada, sobrante». Sebastián Mora, secretario general de Cáritas Española, definió en Salamanca la situación actual de la sociedad.

 

Aunque los niveles de pobreza han descendido en España, ha aumentado el porcentaje de población en riesgo de exclusión social, cifra que se sitúa en un 22,3%, según los datos presentados por el INE en el mes de abril. Un estancamiento que padecen muchas familias y que corta las posibilidades de futuro de sus integrantes, en especial de los niños y jóvenes.

Este es, en resumen, el panorama que refleja la Memoria de actividad de Cáritas Diocesana de Salamanca de 2016. Números similares a los del año anterior, que reflejan que 22.435 personas han participado de las diversas actividades y proyectos de la institución, utilizando uno o varios recursos o siguiendo la ruta marcada en los itinerarios personales. En total, 10.200 personas diferenciadas.

Estas cifras no aumentan, es cierto, pero tampoco disminuyen. Se mantienen los números del año pasado, aunque sí se constata un descenso en solicitudes de ayudas de primera necesidad y, sin embargo, aumentan las personas que siguen procesos de inserción.

Con ocasión del Día de la Caridad, Cáritas Salamanca quiere hacer un llamamiento para conseguir un mundo más justo, más unido y más humano, en el que se viva en comunidad. Cada día luchamos por ello con el imprescindible apoyo de nuestros 711 voluntarios y de nuestros socios y donantes.

Perfil de los participantes

Las personas participantes en los proyectos de Cáritas son, sobre todo personas en edad laboral, que carecen de empleo o con empleos muy precarios. Con muchas de estas personas y familias, se hacen procesos de acompañamiento largos, que duran más de un año.

  • Más de la mitad son mujeres y la mayoría entre 30 y 55 años.
  • El 65% son españoles.
  • La mayoría son familias con hijos, seguido de personas solas y familias monoparentales.

Inserciones laborales

La inserción laboral es el paso determinante para conseguir una plena inclusión en la sociedad. Cáritas Diocesana de Salamanca logró que 375 personas encontraran un empleo durante 2016, cifra que asciende hasta las 396 si se añaden las inserciones de la empresa social La Encina y las 5 del programa Porticus.

Se trabaja en varios ámbitos: información, orientación, formación y también en intermediación laboral.

Así, el área atendió en total a 1.442 personas, de las que 1.227 personas recibieron información sobre el proceso de búsqueda de empleo, mientras que 239 participaron en sesiones de orientación. El proyecto de formación técnica de empleadas de hogar contó con 139 participantes.

Se impartieron cinco cursos: soldadura y carpintería metálica, operaciones básicas de restaurante y bar, operaciones básicas de cocina (dos ediciones) y agricultura ecológica. Lograron insertarse laboralmente 16 alumnos de los 44 participantes.

El próximo domingo, 18 de junio, todos estamos llamados a colaborar con Cáritas en la colecta que se realizará en las parroquias de la Diócesis. Un esfuerzo para ser más y mejor comunidad. Las aportaciones también pueden realizarse en las cuentas bancarias a nombre de Cáritas Diocesana de Salamanca en diferentes entidades, en la sede (c/Monroy, n.2) o en la página web www.caritasalamanca.org.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba