Castilla y León

Los cuidados paliativos se refuerzan y cubren más enfermedades

La Consejería de Sanidad presentó este lunes el nuevo plan de cuidados paliativos 2017-2020.Este proyecto se estima que cubrirá las necesidades de más de 8.000 castellanos y leoneses y nace como una hoja de ruta para reforzar y mejorar la atención a los ciudadanos que se ven involucrados en enfermedades incurables o progresivas, así como la de sus familiares.

 

Para alcanzar estos objetivos, se destaca la importancia del papel de los profesionales de Atención Primaria en el proceso y se subraya la necesidad de coordinar este nivel asistencial con el hospitalario.

El Plan se basará además en el principio de equidad de acceso a todos los servicios incluidos en él e incluirá acciones preventivas de detección precoz y de atención a los cuidados paliativos pediátricos y adolescentes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define los cuidados paliativos como “un modelo de atención que mejora la calidad de vida de pacientes y familias al afrontar problemas asociados a enfermedades incurables mediante la prevención y el alivio del sufrimiento”. De lo que se deduce que unos buenos cuidados tienen que ir mucho más allá de aliviar el dolor de los enfermos. Tienen que basarse en las acciones preventivas; atender tanto los problemas físicos como psicológicos, sociales y espirituales de los implicados; ayudar a los familiares durante el proceso y cubrir la fase de duelo tras el fallecimiento de los pacientes.

En todos estos pilares básicos se basa el ‘Plan de cuidados paliativos de Castilla y León 2017-2020’ que este lunes presentó la Consejería de Sanidad. Y que se ha diseñado en consonancia con las bases establecidas en la ‘Estrategia en cuidados paliativos del Sistema Nacional de Salud’.

Se estima que en Castilla y León hay unas 8.632 personas con necesidad de cuidados paliativos, el 48,48 % de las cuales requerirán además de cuidados paliativos avanzados. Y con este proyecto de mejora se les quiere ofrecer una atención individualizada y adaptada a sus necesidades, con el objetivo siempre de incrementar su  bienestar y calidad de vida.

En Salamanca

Esta cifra total de 8.632 ciudadanos se divide del siguiente modo entre las nueve provincias de la Comunidad: Ávila 561, Burgos 1.295, León 1.647, Palencia 574, Salamanca 1.196, Segovia 532, Soria 320, Valladolid 1.887 y Zamora 620.

Se ha tratado de hacer especial hincapié en  aspectos como la necesidad de establecer un principio de equidad en el acceso a estos servicios para todos los ciudadanos, independientemente de su lugar de residencia dentro de la Comunidad; el hecho de que estos pacientes puedan permanecer en su propia casa siempre que sea posible; y la importancia del apoyo a la figura del cuidador. Y para alcanzar estas metas se han puesto en marcha una serie de medidas que pasamos a desgranar a continuación.

En primer lugar se especifica que los cuidados paliativos no están destinados únicamente a personas en procesos oncológicos. También lo están para aquellos ciudadanos que tienen otros problemas de salud irreversibles o progresivos como  EPOC, demencia, insuficiencia cardíaca, enfermedades metabólicas, cardiológicas, respiratorias, infecciosas, metabólicas, cromosómicas, etc.

Niños y adolescentes

Otra novedad es que ahora se añadirá además en la cartera de servicios la modalidad de cuidados paliativos pediátricos y adolescentes, los cuales siempre requieren de unas habilidades, organización y atenciones especiales. Se estima que con este último servicio se atenderá a unos 80 pacientes infantiles anuales. Y en él se incluye la formación específica de los profesionales sanitarios de pediatría de la Comunidad en materia de atención paliativa.

Sanidad indica que con este plan los cuidados paliativos no solo se emplearán cuando los tratamientos curativos hayan finalizado, sino que se simultanearán con estos para contribuir así de todas las maneras posibles a mejorar calidad de vida de los ciudadanos. Y se abandonará, además, el rol pasivo de los pacientes y familiares para dotarles de todo el protagonismo que requieren, con servicios como las instrucciones previas o testamento vital y su participación activa en todos los procesos de toma de decisiones compartidas.

Cuidadores

A los cuidadores se les ofrece también formación en el tratamiento de personas enfermas, mediante programas de educación grupal; apoyo institucional para atender las ‘crisis de necesidad’ que puedan surgir, o lo que es lo mismo, acceso a los servicios sanitarios y sociales que requieran para la asistencia de los pacientes siempre que lo necesiten y no solo cuando se produzcan crisis clínicas en los mismos; flexibilidad en el horario de visitas en los centros asistenciales para simplificar el acompañamiento de los enfermos; información accesible, adecuada y continua para ayudarles a manejar todas las situaciones que puedan surgir y atención y ayuda durante tras el fallecimiento de su ser querido.

En su periodo de vigencia el Plan dispondrá de un presupuesto de 60 millones de euros; en su fase inicial se incorporará un nuevo Equipo de Soporte y Atención domiciliaria en Cuidados Paliativos en el Área de Salud de Soria, la renovación de vehículos para el desplazamiento de los Equipos y diversas acciones de formación de los profesionales.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba