Local

Adiós con el corazón

Después de 72 años ayudando a los vecinos de los barrios Blanco y Pizarrales, el Hogar Escuela Sagrada Familia cierra sus puertas. Las “monjas azules” así fueron bautizadas las hermanas que llegaron en el año 1945 a un barrio en precarias situaciones. Sus primeras alumnas fueron un total de 12 chicas, aunque también ofrecían clases nocturnas para las jóvenes que no podían asistir a por la mañana, y un comedor social. No fue hasta el año 1951 cuando se inauguró el nuevo centro del Hogar Escuela en la nueva ubicación, la que hoy en día todos los vecinos del barrio conocen.

 

El acto que se ha celebrado con motivo de todos estos años de ayuda ha sido muy bien recibido por todos los vecinos. Aproximadamente medio centenar de personas asistían a este homenaje. La mayoría de los asistentes eran mujeres que conocían de primera mano a las monjas, las que en aquellos años difíciles les ayudaron. Todas escuchaban emocionadas las anécdotas que el párroco, Jesús García, contaba y algunas de ellas completaban esas historias con sus propios recuerdos, como el reparto de leche y queso americano o las inyecciones que se ponían tanto en el centro de las hermanas del Amor de Dios como a domicilio.

A lo largo de estos 72 años han sido muchos los vecinos ayudados y por eso, ellos dan las gracias a las monjas del Hogar Escuela. A muchos les tendieron una mano para obtener el graduado escolar con la instauración de cursos para mayores. También muchas mujeres recordaban los cursos de corte y confección y de mecanografía.

Por supuesto en este homenaje hubo agradecimientos a la obra social de Caja Duero, ahora llamada fundación España-Duero, ya que sin la inversión y la financiación, las monjas no hubiesen podido hacer su labor por el barrio y los vecinos de este.

Después de todas las palabras de agradecimiento, recuerdos y una triste despedida, todos los asistentes pudieron disfrutar de un sabroso lunch.

Texto y fotos: Ana Pedraza


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba