Salamanca

Historia de la Casa de las Conchas (Salamanca)

La historia de la Casa de las Conchas de Salamanca transcurre entre leyendas e historias de amor que conocerás en www.lacronicadesalamanca.com. Se trata de uno de los edificios emblemáticos de la arquitectura salmantina, cuyo origen se remonta al siglo XV. Donde hoy se encuentra la biblioteca pública, comenzó como el hogar de la familia Maldonado-Pimentel. Si es o no un “monumento al amor”, puedes juzgarlo al leer este post de La Crónica de Salamanca.

Historia de la Casa de las Conchas de Salamanca

Las conchas que le dan su nombre a este palacio urbano esconden tras de sí misterio y romance. Es al mismo tiempo uno de los edificios históricos más importantes de Salamanca. Símbolo de la nobleza cortesana y una mezcla de estilos arquitectónicos, cuyo esplendor se impuso desde el momento de su construcción.

Hasta el más desprevenido tendría que detenerse ante su fachada para admirar el esplendor del palacio que se edificó entre 1493 y 1517. Las conchas, las ventanas góticas, la puerta dintelada principal… ninguno de los detalles pasará desapercibido.

La Casa de las Conchas ha sufrido varias remodelaciones a lo largo de su historia. Fue casa de familia, cuartel, el sótano sirvió de cárcel para los estudiantes, escuela y ahora es biblioteca pública. Estuvo en la mira de los jesuitas, quienes quisieron comprarla porque entorpecía la perspectiva de La Clerecía.

La historia de la Casa de las Conchas comienza de la mano de Rodrigo Maldonado de Talavera. Quien fuera catedrático de Derecho en la Universidad de Salamanca y rector de la casa de estudios, así como miembro del Consejo Real de Castilla.

Cuenta la documentación sobre la casa que Maldonado de Talavera tuvo que convencer al Cabildo catedralicio que le vendiera las casas que se encontraban donde hoy se levanta la Casa de las Conchas. Le costó cerrar el trato. Pero, las ventas se hicieron, una en 1486 y otra en 1493.

Las primeras remodelaciones estuvieron a cargo de su hijo, Rodrigo Arias Maldonado, y su nieto, Pedro Maldonado Pimentel.

El símbolo nobiliario de la familia Pimentel a la que pertenecía la esposa de Arias Maldonado, Juana Pimentel, eran las veneras o conchas. Allí se basa una de las teorías sobre el origen de las conchas en la fachada de la casa, que acompañan a la flor de lis, símbolo de los Maldonado.

Arquitectura de la Casa de las Conchas

Patio interior casa de las conchas salamanca
Se trata de una construcción original e imponente en la que se mezclan elementos del gótico tardío, mudéjares y renacentistas. Comenzando por la fachada principal, lo primero que salta a la vista son las más de 300 conchas que la decoran. Estas no están talladas sino adosadas con ganchos a los muros. Lo que indican que pudieron ser añadidas a la construcción original.

También llama la atención la puerta principal dintelada, con el blasón de los Maldonado en la parte superior. Tiene cuatro ventanas principales, ninguna igual a la otra, una característica propia del estilo gótico español. Sobre las ventas, al igual que en la puerta se muestra el escudo con las cinco flores de lis de los Maldonado.

Otro detalle que añadió el arquitecto de la Casa de las Conchas fueron las rejas en las ventanas del piso inferior. Las mismas fueron hechas por herreros de Salamanca. Y, tienen doble función: decorativa y brindar seguridad a los habitantes del palacio.

Como es por dentro

Por dentro derrocha el mismo esplendor de la fachada exterior. En el patio interior se repite la mezcla de estilos. El patio es dos plantas, unidas por la escalera de tres tramos que guarda otra de las singularidades de la casa. En el primer tramo, la figura de un perro soporta el escudo de los Pimentel y simboliza la protección a la intimidad del hogar. En el segundo tramo, un león sostiene el escudo de los Maldonado y en el tercero se muestra la unión de blasones de ambas familias.

La primera planta del patio luce arcos mixtilíneos, los cuales se repiten en la plata superior. Con la diferencia que los de la segunda planta están sostenidos en columnas de mármol de Carrara y tienen capiteles laureados.

Los blasones de ambas familias se observan tanto en la planta superior como en la inferior. Y en el tejado destacan las gárgolas y flores de lis.

De casa, a escuela y luego a biblioteca

Desde su construcción, hasta comienzos del siglo XX la Casa de las Conchas cumplió su papel de vivienda familiar. Tenía dos torres de las cuales solo se conserva una porque la otra fue mandada a derribar por Carlos I. La decisión fue tomada como castigo a la familia luego de que Pedro Maldonado Pimentel fuera ejecutado por ser caudillo comunero.

En 1701 se reedificó la fachada de la calle La Rúa. Y, en 1722 se recortó la altura de la única torre que queda. Se dice también que a finales del siglo XIX la casa pasó a ser un cuartel. Lo cual provocó algunos daños que tuvieron que ser reparados.

La última familia que habitó la Casa de las Conchas fue la del administrador del Conde de Santa Coloma. Después pasó a ser la sede del Colegio Menéndez Pelayo que funcionó hasta los años sesenta.

El conde de Santa Coloma, propietario de la casa, la cede al ayuntamiento en calidad de arrendamiento en 1967. Por un valor simbólico de una peseta de oro, por 99 años prorrogables.

La biblioteca de la Casa de las Conchas abre en 1993, luego de restaurar la fachada. Tres años más tardes la propiedad es entregada a la junta de Andalucía. Hasta que en 2005 el Estado permuta el edificio.

El edificio es uno de lugares que visitar en Salamanca. La dirección Casa de las Conchas la ubicarás con facilidad en el centro de la ciudad, frente a la Clerecía. Para ser exactos en la esquina de Calle de la Rúa y la Calle Compañía.

El horario de la biblioteca de la Casa de las Conchas de Salamanca es de lunes a viernes, de 9:00 a 21:00. Y los sábados de 9:00 a 14:00. La entrada es gratuita, puedes planificar una visita familiar para conocer de cerca el esplendor de este edificio.

También puedes encontrar información sobre la agenda cultural y otras actividades en la web de la biblioteca de Salamanca.

Leyendas de la Casa de las Conchas

Detalle fachada casa de las conchas salamanca
Alrededor la casa se han tejido historias que alimentan la fascinación por este lugar. Historias de amor y tesoros ocultos que despiertan la imaginación de todos los visitantes.

La leyenda de la Casa de las Conchas más popular es la que hace referencia al origen de las conchas de piedra que adornan la fachada. Se dice que la elección de este elemento es una muestra de amor de Rodrigo Arias Maldonado a su esposa Juana Pimentel. Esto ya que el escudo de su familia estaba formado por barras y conchas.

Los menos románticos argumentan que la elección hace referencia a la orden de Santiago. A la cual pertenecía la familia Maldonado.

No es la única leyenda en la que se mencionan las conchas de piedra. También se dice que debajo de una de ellas hay un tesoro, las joyas de la familia. Cuenta la historia que los propietarios del palacio, luego de esconder las joyas, dejaron un documento con su valor estimado y la oportunidad de que algún curioso se dedicara a descubrir dónde estaba.

Pero, la oportunidad de descubrir dónde está el tesoro escondido tiene un precio. Quien pretenda encontrarlo debe pagar una fianza igual al valor de las joyas. Si las encuentra se queda con las joyas y se le devuelve el dinero. Si no las encuentra, lo pierde todo.

La tercera historia habla de una moneda de oro escondida detrás de una de las conchas. Al parecer esta es la más probable que sea cierta. Ya que era una práctica común para atraer fortuna a la familia.

También se dice que cuando los jesuitas querían comprar la casa ofrecieron una moneda de oro por cada concha que adorna la fachada.

Otras historias ligadas a la casa

Se cuenta que cuando el Colegio Menéndez Pelayo funcionaba en la casa, algunos de los alumnos se escapaban por un pasadizo que la conectaba con la casa vecina. Al parecer, para evadir a los profesores que eran muy estrictos.

Sobre la flor de lis que forma parte del escudo de los Maldonado también hay una historia curiosa. Cuentan que Aldana, antepasado de los Maldonado derrotó en duelo al hijo del Rey de Francia.

Para evitar que su hijo muriera, el rey le concedió a Aldana el honor de llevar la flor de lis –propia de los borbones- en su escudo. Al hacerlo dijo «cette fleur de plat est maldonnée», que significa algo similar a “esta flor es mal donada”. Aldana no hablaba francés y pensó que el rey le había otorgado el nombre de Maldonado.

¿Qué te ha parecido la historia de la Casa de las Conchas de Salamanca? Apostamos que en tu próxima visita a la ciudad te detendrás a pensar en sus leyendas. Y, a tratar de adivinar dónde está el tesoro escondido. Allí está parte del encanto de este lugar. ¿Has estado antes en la actual biblioteca? Escríbenos y cuéntanos por qué vale la pena visitarla.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba