Economía

Piden adaptar la salud laboral al retraso de la jubilación

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) propone una nueva organización preventiva para propiciar el trabajo saludable adecuado en cada fase de la vida laboral, porque las necesidades son diferentes según la edad del trabajador, y la nueva realidad del retraso de la edad de jubilación es algo que las administraciones y empresas deben tener en cuenta.

 

Explica que la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA) advierte de que, en el año 2030, la tercera parte de los trabajadores, en muchos países europeos, tendrán entre 55 y 64 años, una circunstancia que requiere “un enfoque global diferenciado de la gestión de la salud y la seguridad”.

CSIF insiste en que muchos trabajadores se enfrentarán a una vida laboral más larga. Por ello, “es necesario realizar esfuerzos para garantizar unas condiciones seguras y saludables a lo largo de toda la vida laboral. El envejecimiento de la población activa presenta diversos retos para todos los que intervienen en la gestión de la seguridad y salud en el trabajo (SST)”.

Para CSIF, la salud y la seguridad laboral en trabajadores de más de 55 años es una cuestión que “no está siendo valorada y tratada adecuadamente, para promocionar del envejecimiento saludable y el  trabajo sostenible.

Este sindicato considera que la prolongación de la vida laboral puede tener una mayor exposición a riesgos laborales. “Habrá más trabajadores mayores con problemas de salud crónicos y necesidades específicas; o que serán más vulnerables a determinados peligros para la seguridad y la salud. El elevado índice de problemas relacionados con el trabajo que se observan en determinados sectores y puestos que implican una pesada carga de trabajo físico o mental, trabajo manual u horarios atípicos también han de tenerse en cuenta”, indica.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba