Local

Los globos galácticos, la moda que causa furor esta Navidad entre los niños

Las calles de Salamanca se han llenado de luces de colores, pero no solo gracias a la Navidad, sino a la última moda entre los más pequeños: los globos galácticos. Cualquiera que haya paseado por la ciudad en los últimos días habrá visto que muchos niños llevan globos transparentes con luces led de colores. Pero, ¿de dónde vienen?

 

Son el nuevo producto que la empresa de globos de David Escribano ha traído a la capital del Tormes. “No fue un invento nuestro, pero quisimos alegrar más la ciudad”, explica el vendedor, que tiene su puesto de globos en la Plaza de los Bandos, “buscamos en Internet y dimos con el punto exacto”. De momento, son los únicos que han tenido la idea y los que tienen la venta exclusiva en Salamanca.

Se trata de globos transparentes de plástico, algunos de más dureza que otros, que los vendedores reciben plegados para, posteriormente, hincharlos con helio, atarlos con un trozo de cuerda y ponerles un cable de luces led alrededor pegado con celo. Para su elaboración, necesitan entre ocho y diez minutos de tiempo para que cojan la dilatación. Las luces, que vienen con pilas incorporadas, tienen dos posiciones: intermitente y fija, y los niños pueden ir cambiándolas a su antojo.

“Queda muy bonito por la noche y vale para todo: para verano, para navidades, para semana santa…”, ha manifestado David Escribano, añadiendo que, incluso, su material es adaptable para su uso en la piscina si se le quitan las luces. Su precio es de 10, 12 y 13 euros dependiendo del tamaño, un coste notablemente superior al de los globos tradicionales, que cuestan entre 4 y 6 euros.

Estos globos suelen durar entre tres y cuatro días. Pueden llegar a durar una semana si la temperatura del ambiente no es demasiado alta, ya que aumentan con el calor, al contrario que los globos tradicionales. Lo que puede ser para siempre es el cordón de luces led, ya que este durará hasta que se agoten las pilas, que luego pueden cambiarse por otras.

Los globos galácticos se venden tres veces más que los globos normales. Además de ser la última novedad, son tremendamente llamativos para los niños. Afortunadamente, no representan ningún peligro para los más pequeños, salvo, advierten, que los niños saquen las pilas y se las lleven a la boca. Para los que aún desconfíen, los vendedores aseguran que “electrocutarse, no se van a electrocutar”.

Según David Escribano, esta novedad durará muchos años, pero los fabricantes de globos ya estarán pensando cuál será la próxima innovación. En lo que a los vendedores salmantinos se refiere, será “lo que salga de nuestras cabezas”.

Texto: Paula Castro Morán

El vendedor de la Plaza de los Bandos.
El vendedor de la Plaza de los Bandos.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Hola vivimos en Murcia, aquí también se venden los mismos globos… Comentar que también le adaptan luces a los globos tradicionales, por ejemplo:compramos un globo normal de papá Noel y el vendedor le adaptó las luces pagando un poco más, se ve precioso y sirve con el peso de las pilas para que no se vuele…
    Felíz Año Nuevo

Deja un comentario

Botón volver arriba