Economía

Un regalo de la EPA

No por repetido deja de ser sorprendente que en Salamanca la EPA refleje la existencia de menos paro que la lista del Ecyl. Lo habitual es que ocurra al contrario, precisamente porque los datos del paro registrado dependen de muchos factores ajenos a si se tiene o no empleo para estar inscrito.

 

La EPA correspondiente al cuarto trimestre de 2017 señala que Salamanca acabó el año pasado con 18.900 parados, lo que supone 4.900 menos que el año anterior y 6.586 menos de los que había inscritos en las listas del Ecyl a fecha de 31 de diciembre.

Ese es un misterio. El otro es que la EPA señala que hay 133.500 ocupados (10.100 más que al acabar 2016), mientras que en la Seguridad Social solo hay 117.117 afiliados, es decir, que hay un desfase de 16.000 ocupados que se puede explicar en parte por el trabajo sumergido, pero también a que se miente en las encuestas y la EPA no deja de serlo.

Total, que según la EPA el año pasado acabó con 4.900 parados menos, más de 10.000 salmantinos más trabajando y, este dato sí que es sospechoso, 5.200 activos más en una provincia envejecida y que va a menos cada año.

Mostrar más


Noticias relacionadas

Botón volver arriba