LocalPortada

Salamanca se puso peligrosa

 

  • La nieve y el hielo ocasionan resbalones por toda la ciudad y accidentes de tráfico por la falta de previsión
  • Un coche patinó y chocó contra un semáforo que cayó sobre un peatón

 

“El Consistorio tiene almacenadas más de 200 toneladas de sal en las instalaciones del Servicio Municipal de Limpieza situadas en Villamayor, en el Parque de Maquinaria, y en varios locales del servicio municipal distribuidos por toda la ciudad para su rápido esparcimiento”. Así rezaba una nota de prensa del Ayuntamiento difundida este martes.

 

Estábamos avisados de que venían la nieve y el riesgo de heladas por las bajas temperaturas, y el Ayuntamiento afirmaba estar preparado para hacer frente a estas inclemencias. Pero cuando llegó la hora de la verdad los coches patinaban por la ciudad, el centro y las afueras, de forma que hubo media docena de colisiones por alcance.

El siniestro más grave se produjo en la avenida Vicente del Bosque, a las 17 horas, cuando un coche resbaló, colisionó contra un semáforo que cayó posteriormente sobre un peatón que fue atendido por los efectivos sanitarios.

O había poca sal o no había. Ni previsiones para actuar sobre toda la ciudad.

Algunos operarios municipales que estaban en la zona centro comentaban con preocupación a media tarde que estaba helando y no tenían sal, a pesar de las 200 toneladas que anunciaba el Ayuntamiento que tenía disponibles para evitar las consecuencias de las heladas.

Estaban muy peligrosas las aceras y cada paso era casi un resbalón. Los peatones buscaban los trozos de acera limpia para evitar sorpresas desagradables.

La falta de previsión de medios para evitar que la nieve y el hielo afectaran a la movilidad ha sido más que evidente este martes por la tarde en Salamanca.

Rama tronchada por el peso de la nieve en el Parque Picaso 3.

La llegada de la lluvia contribuyó a deshacer buena parte de la nieve que había caído en las carreteras y aceras reduciendo así la peligrosidad de las vías.

Los afectos de la nevada se han dejado notar en otras zonas de la ciudad, como el parque Picasso, donde el peso de la nieve hizo que se quebrara la rama de un pino como a las 21.00 horas.

Mostrar más


Noticias relacionadas

Botón volver arriba