Cosas de la vidaSucesos

«Solo le pido a mi niño que sea fuerte, que lo vamos a encontrar»

Se reanuda la búsqueda desesperada del pequeño Gabriel en Almería

El rastro del pequeño Gbariel, de ocho años, se perdió el martes pasado entre Las Hortichuelas y Las Negras, en el término municipal de Níjar (Almería).

 

El niño salió pasadas las 15.30 horas de casa de su abuela para recorrer los escasos cien metros del camino de tierra que había recorrido en multitud de ocasiones para ir a casa de sus primos. Un trayecto que solía cubrir en unos tres minutos.

Pero no llegó. A las 18 horas saltaron las alarmas, cuando el pequeño no regresó a casa de su abuela, que acudió a la de su hijo para ver si estaba allí Gabriel, pero no había aparecido.

Entonces comenzó su búsqueda, infructuosa hasta el momento.

A punto de cumplirse las 48 horas desde su desaparición, todo son incógnitas, pero la familia se pone en lo peor: que haya sido raptado.

El niño vive con su padre, que tiene su custodia, en Almería, pero pasa en Las Hortichuelas todos los fines de semana y sus veranos, por lo que conoce a la perfección el entorno.

El progenitor está convencido de que su hijo no se ha perdido. «Yo creo que mi hijo no está aquí, mi hijo no se ha perdido. A mi hijo se lo ha llevado alguien», señalaba este miércoles Ángel Cruz en declaraciones a la Cadena Ser. «Solo le pido a mi niño que sea fuerte, que aguante, que lo estamos buscando, que aguante un poco que lo vamos a encontrar», añadía Cruz con desesperación y entre lágrimas.

En las últimas horas ha surgido un elemento que añade dramatismo e inquietud al caso, porque algunos vecinos dicen haber visto en fechas anteriores a la desaparición de Gabriel una furgoneta blanca no habitual merodeando por la zona.

Este jueves se reanudó la búsqueda del niño, en la que participan unas 200 personas por tierra y aire.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba