Local

Nueva concentración contra la violencia de género

Tan solo una de las seis mujeres asesinadas en lo va de año presentó una denuncia por violencia machista

Los concejales del Ayuntamiento de Salamanca han vuelto a concentrarse este lunes en la Plaza Mayor para mostrar su rechazo a la violencia de género. Tal y como ha señalado Cristina Klimowitz, concejala de Igualdad, este hecho se ha debido a un “último asesinato fruto de la violencia machista y de la sinrazón”. Klimowitz ha querido recordarle a todas las mujeres víctimas de violencia de género que no están solas.

 

 

“Una vez más, la sociedad salmantina quiere mostrar la unidad de todas las instituciones, administraciones, organizaciones y de la sociedad en general para decir a las mujeres que no están solas y que estamos para ayudarlas”, han sido las palabras de la concejala de Igualdad. “Hemos avanzado mucho, pero creemos que tenemos que seguir mejorando en proporcionar esa protección a las mujeres y esa garantía, esa seguridad, para que se decidan a denunciar”, manifestó.

En este sentido, añadió que “hemos visto que, de las seis mujeres asesinadas en este año, solamente una había denunciado”. “Cada vez son más las mujeres que se deciden a dar el paso, pero tenemos que seguir dándoles esa seguridad para que salgan de ese círculo de violencia y busquen los apoyos y los recursos que les podemos proporcionar”.

Desde el Ayuntamiento, el año pasado se atendió al doble de mujeres que en años anteriores, por lo que se deduce que ha aumentado el número de víctimas que deciden dar ese paso. Se les presta atención psicosocial, asesoramiento jurídico y se les ha incluido en el servicio de protección de la Policía Local, “algo fundamental para hacer seguimiento, para tener todos los datos respecto a esa mujer, a su entorno más cercano y tener controlado al maltratador”, declaró Cristina Klimowitz.

Mostrar más


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. por la igualdad ante la ley de hombres y mujeres y porque se devuelva la presunción de inocencia los hombres dice:

    La violencia no tiene genero,especialmente la psicológica la ejercen exactamente el mismo número de mujeres sobre hombres. Basta de hipocresía y falsedades. El culpable de un delito es quien lo cómete pero nunca jamás todo su género su sexo su raza o los que tengan su mismo color de piel.Sin embargo todos los hombres están terriblemente discriminados vulnerados sus derechos fundamentales en las leyes y el pacto de género contra el hombre. Una ley justa y eficaz debe proteger a todas las personas,mujeres ,hombres,gays lesbianas blancos amarillos, indistintamente de el número de casos, ser juzgados en los mismos tribunales y con las mismas garantías y derechos constitucionales.Los terribles y condenables hechos representa solamente a quien lo comete.Increible que se haya aprobado y se pida la puesta en marcha del Pacto de Estado contra el hombre, cuando más de 13 años de la Ley de Violencia de género ha demostrado ser totalmente ineficaz por su enorme injusticia y discriminación pues la injusticia solo provoca más injusticia. La única manera de luchar contra la violencia es la concienciación en igualdad pero no se puede concienciar en igualdad con terribles discriminaciónes en las leyes. Las mujeres son exactamente capaces de ejercer el mal igual que los hombres y en el mismo número,especialmente maltrato psicológico, pues ya estás leyes y pactos representan el peor maltrato inimaginable sobre una persona al vulnerar lo más esencial qué es la presunción de inocencia. Nada nada justifica dejar indefenso a uno de los géneros frente al otro, ni que se genere está terrible y enorme psicosis contra el hombre por los actos que algunos de su género cometen, aprovechando lod terribles casos, y solo cuando es el hombre el que los cometen, para influir en la opinión pública y poner en marcha el pacto de Estado contra el hombre y perpetuar la terrible injusta ley de violencia de género,que considera al hombre una bestia peligrosa. Las leyes de género son el peor error inimaginable en pleno siglo 21 exactamente lo contrario a lo que un Estado debe hacer y que es velar porque se cumplan los derechos fundamentales que nuestra Constitución reconoce. Hay que tener el valor de reflexionar y jamás permitir que los derechos humanos de todas las personas hombres y mujeres sean esclavos de lo políticamente correcto, intereses electorales, económicos o de cualquier índole. Los políticos y las leyes están obligados a respetar los derechos fundamentales de todas las personas tanto mujeres como hombres indistintamente de su raza o el color de su piel

Deja un comentario

Botón volver arriba