LocalPortada

Los salmantinos reviven la fiesta de la primavera en Lunes de Aguas

Este año llega con buen tiempo, mascarilla, distancia de seguridad y reuniones de mínimas

Los salmantinos celebran un año más el Lunes de Aguas, una fiesta de la primavera que ancla sus orígenes en la antigüedad, mucho antes de que se produjera el episodio del Padre Putas, en tiempos de Felipe II (segunda mitad del XVI), y que saca a los salmantinos de sus casas y de la ciudad para merendar al aire libre.

 

El Lunes de Aguas es la fiesta más salmantina de todas, en la provincia y en la capital, aunque en realidad es my sencilla, porque consiste en una reunión multitudinaria en el campo para merendar. No necesita parafernalia, sino la voluntad y las ganas de los salmantinos de salir haga frío o calor.

Hay quien duda que su origen sea el referente histórico de las normas de Felipe II para el uso de la Casa de Mancebía, y piensa, más bien, que se trata de una fiesta de la consagración de la primavera que en la capital se celebra el Lunes de Aguas, y en algunas partes de la provincia, como Las Arribes, la comarca de Ciudad Rodrigo y en la sierra, el Domingo de Pascua y el Lunes de Pascua. Es el pistoletazo de salida para que empiecen a celebrarse la mayoría de las fiestas populares.

Destierro de las prostitutas

Los medios de comunicación han ido afianzando en la memoria más reciente la idea de que en el Lunes de Aguas se celebraba el final del destierro de las prostitutas durante la Cuaresma y la Semana Santa, al otro lado del río, porque el día en que el Padre Putas las traía de vuelta se montaba un jolgorio, sobre todo estudiantil, que contribuyó a crear un mito así como muy guay, pero que distorsiona el origen real del Lunes de Aguas, que no tiene nada que ver con el episodio de la caravana de mujeres, aunque en época de Felipe II llegaron a coincidir en el mismo día la jornada merendera y la travesía del Tormes con la barca cargada de prostitutas.

En Salamanca y en la provincia, los salmantinos salían a celebrar el día merendero mucho antes de ese episodio, pero al final lo que más ha calado con el paso del tiempo es la historia de la Casa de Mancebía, que es más canalla. Era, por así decirlo, una celebración propia de una sociedad campesina y agrícola.

Sin parafernalia

El Lunes de Aguas no requiere demasiados preparativos, salvo organizar la merendola, mientras no se acabe el mundo ni las ganas de pasar un rato de francachela, le queda cuerda para rato, porque es una seña de identidad de los salmantinos, a pesar de su antigüedad y de que ocho de cada diez dietistas aconsejarían alejar de nuestro alcance el hornazo y todo lo que le acompaña y está desaconsejado para el mantenimiento de nuestras arterias y estómagos.

Pese a su antigüedad, no es fácil determinar si es la fiesta más antigua de la provincia. El Corpus es de la Edad Media y hay fiestas populares que tienen sus raíces en la antigüedad que no se sabe muy bien dónde empiezan. Esta de fin del invierno es un homenaje a la naturaleza renacida.

RECETA DEL HORNAZO AL ESTILO DE TENEBRÓN, AQUÍ

LA MANCEBÍA, por JESÚS MÁLAGA, AQUÍ

EL LUNES DE AGUAS, por JESÚS MÁLAGA, AQUÍ

EL HORNAZO, por JESÚS MÁLAGA, AQUÍ

EL ROMANCE DEL LUNES DE AGUAS, POR ARMANDO MANRIQUE, AQUÍ

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba