Cosas de la vida

Un turista ebrio escala una montaña intentando llegar a su hotel

Pensó que había llegado a su destino pero era un restaurante de una estación de esquí

Un hombre de Estonia de 30 años escaló una montaña de 2.400 metros de altura en los Alpes en estado de embriaguez y sin ropa adecuada para la nieve mientras intentaba regresar a su hotel. Su nombre es Pavel y ha dejado al mundo con la boca abierta. Tras una noche de fiesta, intentaba volver a su habitación del hotel. Ya no había transporte desde la estación de esquí y sin darse cuenta salió andando en dirección opuesta a la ciudad en dirección a la estación de esquí de Cervinia, en el Valle de Aosta, en Italia.

 

Según el diario italiano la Stampa, Pavel terminó en un chalet, creyendo que, al fin, había llegado a su hotel. Sin embargo, se trataba del bar restaurante Igloo, ubicado en la cabecera de la pista de esquí, a unos 2.400 metros de altura. Nadie sabe muy bien cómo lo hizo.

El estonio fue hallado al día siguiente por dos empleados del establecimiento. Aunque el bar estaba cerrado cuando él llegó, entró igualmente y se tumbó en el sofá. Los empleados se encontraron la cerradura del bar forzada y dos botellas de agua vacías al lado del hombre. Se cree que forzó la cerradura con la llave del hotel.

Pavel se enfrenta a una multa, ya que estuvo siendo buscado por los equipos de rescate mientras él estaba en la montaña.

La Policía italiana considera que el estonio llegó al Igloo en torno a las 03.00 horas de la madrugada y el personal del local llegó a las 08.30 horas.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba